¿Puedes convertirte en asexual?

¿Se masturban los asexuales? ¿Tienen sexo? ¿Ven porno? Y, lo más importante, ¿puedo convertirme en asexual? La asexualidad es un terreno poco explorado y al que le atribuimos automáticamente una actitud célibe, pero no todas las personas que se identifican como asexuales tienen la misma postura ante el sexo.
Algunas personas asexuales se masturban e incluso tienen relaciones sexuales. Los que se decantan por la masturbación lo hacen con el objetivo de experimentar placer con sus cuerpos, pero no sienten la necesidad de hacerlo con otros.

En cuanto al sexo, pueden estar abiertos para satisfacer y complacer a una pareja o por una experimentación corporal, pero nunca por atracción física. Sin embargo, algunos de ellos rechazan las relaciones sexuales.

¿Me he hecho asexual?
Entonces, si todos los asexuales no son contrarios al sexo e incluso a veces lo practican ¿cómo sé si soy asexual? Ser asexual no quiere decir no sentir deseo ni tener libido sino que no se experimenta atracción sexual hacia otra persona. Por lo tanto, si tienes sexo pero no sientes atracción, es posible que seas asexual.

¿Y qué hay de las fantasías y los fetichismos? Las fantasías son diferentes a lo que pasa en la realidad y son producto del deseo. Tanto los asexuales como el resto tiene deseo y fantasías, pero la diferencia es que ellos no las llevan a cabo como acto en sí. Si tienes un fetiche que no incluye atracción hacia otra gente, sí puedes identificarte como asexual.

Loving couple holding hands in a field

Veo porno y me gusta. Los asexuales también disfrutan de la pornografía, aunque no siente atracción ante las personas que están manteniendo relaciones. ¡Ojo! Pero sí se excitan como respuesta a lo que están viendo. Y por supuesto pueden tener sexo y disfrutarlo, hay muchos motivos por los que llegan a hacerlo.

La atracción es otro de los puntos que más nos confunden. Pero, ¿de qué manera te atrae? Hay muchos tipos de atracción y no todos ellos tienen que ver con el sexual. Te puede gustar alguien por su inteligencia o por su físico e incluso querer acariciaros, pero esto pertenece a la atracción sensual, no a la sexual.

Pero, no te alarmes…
Tener bajo deseo sexual, no sentirse atraído por alguien o no darle tanta importancia al sexo no es sinónimo de ser asexual. Pero, ¿nunca has sentido atracción por nadie o sólo te ha sucedido una o dos veces en tu vida? Entonces igual puedes replantearte tu orientación sexual. Porque sí, la asexualidad es una orientación más, igual que ser hetero, gay, lesbiana o bisexual.

A veces confundimos un periodo de baja actividad sexo-afectiva con la asexualidad, y no, no es lo mismo. Tal vez que estés en el dique seco se deba a otros factores.

La sexualidad es fluida y va cambiando a lo largo de la vida, por lo que las orientaciones y posturas ante el sexo varían. Si sientes la necesidad de involucrar a otra persona en tu sexualidad no eres asexual. Porque ahí reside la clave de la asexualidad. Pueden, si quieren, tener sexo. Se excitan, les gustan las relaciones, expresar su amor y afectividad hacia otras personas pero siempre y cuando la atracción sexual no esté de por medio.

Click aquí para cancelar la respuesta.