¿Pueden ser peligrosos los juguetes eróticos?

¿No te crees este titular? Pues deberías ver el comunicado del cuerpo de Bomberos de Londres, que, como sucediera en la primera entrega de la saga 50 Sombras de Grey, pedían a la población que por favor, se cortase un poco utilizando juguetes eróticos imitando a los protagonistas de la películas. No que se cortase y no los usase, sino que los usase bien porque no paraban de hacer intervenciones desde que se estrenara la película: que si problemas con anillos para el pene, que si esposas que no se abren (en la primera entrega tuvieron que hacer 15 rescates relacionados con esposas, cifra que había aumentado a 27 el año pasado..). ¿Os imagináis el bochorno: tú atada al cabecero de la cama, en cueros, mientras los bomberos llegan a rescatarte?

En definitiva, que los juguetes hot son un fabuloso complemento del sexo pero claro está, bien usados, porque si no lo que iba a ser una fantástica noche de desenfreno pasa a ser una bochornosa noche en urgencias. Y ninguno queremos eso. Por esta razón hemos hablado con las chicas de la boutique Los Placeres de Lola para que nos ilustren sobre lo que es el buen uso (y mal uso) de estos aparatos. Y tomamos nota:

Vibradores vaginales para el ano NO: si pone vaginal es por algo, de verdad. No se deben usar vibradores vaginales o dildos para el ano, porque éstos no tienen base o tope y en un descuido, se pueden colar: “El ano absorbe y sacarlos uno mismo es muy difícil, lo cual nos obligaría a ir a urgencias, nosotras siempre dejamos esto muy claro cuando alguien compra este tipo de juguete”, dicen en la boutique.

Ojito con cómo se ata y con qué se ata: la anterior saga que nombrábamos en la introducción del artículo sacó del armario toda la parafernalia BDSM, esposas, cuerdas para atar… Y el bondage y el shibari se han puesto de moda. “Cuando vendemos las cuerdas siempre aconsejamos que se lleven una guía sobre cómo atar, hay que hacerlo con mucha precisión y sin apretar articulaciones, porque ahí se localizan cadenas ganglionares”, comentan. “En general todos los artículos que impiden el movimiento debes ser usados con mucha cabeza y precaución ya que podemos tener inconvenientes del tipo “tener que llamar a los bomberos” o lesiones físicas”, añaden. Así que cuidado con la idea peregrina de comprar la cuerda de atar en la ferretería o querer usar la de tender, por ejemplo. Si te estás iniciando en el bondage te recomendamos las de algodón, que son muy suavecitas, y siempre siempre, tirando de un manual.

velaok

Velas y quemaduras: las velas de masaje también deben de usarse con precaución. “Aunque están fabricadas para no quemar y que sólo cojan un poco de temperatura, si se nos olvida apagarla y la dejamos mucho tiempo, es posible que queme la piel sobre la que se derrama. Cuidado si también incluimos juegos de privación sensorial, en concreto tapar los ojos”, comentan. No sería la primera vez que un despiste conlleva que la vela prenda lo que tenemos alrededor y la cosa se complica cuando uno de los miembros de la pareja tiene los ojos tapados…

También hay que tener cuidado con los productos de cosmética: por ejemplo, los retardantes de la eyaculación deben aplicarse en un momento preciso. “Siempre explicamos que hay que aplicarlo cuando el pene está en erección, ya que el efecto prolongador de la erección lo tiene porque es un poco anestesiante. Una clienta un día nos contaba que lo aplicó a su pareja antes de que tuviera la erección y después no había manera de que el pobre hombre consiguiera empalmarse”, cuentan. También hay que tener cuidado con los acetites y lubricantes de base de aceite cuando usemos preservativos látex, ya que el aceite corroe el látex y disminuye la efectividad.

Anillos para el pene: al parecer, es uno de los artículos que más se venden para parejas. “Con los anillos hay que tener mucha precaución, no hay que usarlos más de media hora seguida ya que la presión que ejercen sobre el pene retiene la circulación sanguínea. Y sobre todo no utilizarlos nunca si el hombre en cuestión está tomando medicamentos que evitan la coagulación de la sangre (tipo Sintron), ya que puede causar graves hematomas”, finalizan

Click aquí para cancelar la respuesta.