¿Puede aclararse el vello púbico con remedios naturales?

El verano es una época en la que relajarse y despreocuparse hasta del aspecto. O eso creemos. Porque puedes tirarte el día en biquini y con un moño, o usando el bañador masculino a modo de pantalones hasta para ir a hacer la compra y, sin embargo, parece que tenemos que estar siempre pendientes de la depilación.

Y eso tiene sus consecuencias. En verano, sobre todo por las prisas, tiramos más de métodos de depilación rápidos, como la cuchilla, sobre todo por no tener tiempo a que el vello crezca. Sin embargo, es la época en la que nuestra piel sufre más a causa de factores como el sol o el cloro.
Por eso, una opción no tan radical es aclarar nuestro vello, para dejar que termine de dorarse con el sol del verano. Así, aunque no será del todo invisible, cogerá un tono más rubio y estará más disimulado.

Vivimos en una época en la que parece que el vello es algo negativo o desagradable,  cuando es parte de nuestro cuerpo, y la muestra de que es un concepto más cultural y social, que algo real, es que no se juzga igual el vello de las mujeres, que el de los hombres. No solo en las piernas o axilas, sino por ejemplo el vello de los brazos, o incluso el vello púbico.

Por eso, si no queremos dejarnos llevar por la corriente, pero sí cuidar un poco la imagen y la higiene, siempre podemos optar por los remedios de toda la vida.

woman hips in panties lingerie

Algunas de las opciones más populares son productos tan sencillos como la miel, que libera de manera natural peróxido de hidrógeno, que vendría a tener un efecto similar, aunque no tan radical, como el agua oxigenada,  y que además funciona como un potente hidratante. Asimismo, hay quién opta por la cerveza, echándola sobre la zona y dejando que seque al sol. Aunque el producto estrella es la camomila.

Hay que tener en cuenta, como señala Sheila Lanzo, directora de formación de No+Vello que “La camomila tiene propiedades aclarantes”  pero obviamente “no consigue rebajar muchos tonos”.

Asimismo, es importante reseñar que no se trata de un tinte, y que debe ser un tratamiento continuado. Igualmente, en vez de optar solo por infusiones de camomila, otra opción es buscar champús aclarantes con camomila y combinarlos con una buena mascarilla, incluso para el pelo púbico,  ya que resecan.
También hay que tener en cuenta que el efecto dependerá del color de nuestro vello, y del color que queramos alcanzar. Así, si podemos conseguir un tono más dorado y luminoso, sobre todo el vello más fino, como el de los brazos, quizás solo consigamos un ligero aclarado en la zona púbica, ya que “el vello genital suele ser un vello muy oscuro”, como recuerda Lanzo, que también advierte que “las personas que tengan alergia a la camomila no deberán aplicársela”.

Sin embargo, antes de optar por un tratamiento definitivo, nunca está demás probar cuál puede ser el efecto, ya que en caso de no conseguir el color pensado, siempre podremos optar por depilarlo.

Click aquí para cancelar la respuesta.