¿Problemas de sexo? La terapia online te lo pone fácil

Seguro que alguna vez has pensado en acudir a un especialista para intentar arreglar tu relación o consultarle algún problema sexual. Pero lo has ido dejando y, al final, por lo que sea, no  has llegado a ir a su consulta. Probablemente si tuvieras a un experto a tu disposición con solo encender el ordenador o el smartphone, habrías recibido ese asesoramiento que tanto necesitabas.

Sí, la terapia online se está imponiendo por la comodidad que supone ponerte en manos de un especialista sin moverte de tu casa (o desde cualquier lugar). Es una alternativa también muy eficaz como complemento a las sesiones presenciales. La intimidad que propicia esta vía anima a comunicarse libremente con el experto, que te va a tratar igual que si lo tuvieras cara a cara. Es una herramienta especialmente útil si vives lejos de un terapeuta y para personas con movilidad reducida.

Set programs social networking on iPhone 7 Jet Black Onyx

Otro de los factores que más influyen a la hora de utilizar estos servicios en línea es que dan una mayor percepción de anonimato. Si no existe el contacto visual cara a cara, se favorece la comunicación sin prejuicios (por raza, género, edad…), lo cual puede dar lugar a un mayor nivel de honestidad. También recurren a ellos las personas a quienes les incomoda tener que visitar un centro por el que dirán, por el estigma social. De esta manera, acceden a la terapia en privado.

La terapia en línea utiliza una gran variedad de medios para ayudar a los usuarios. Desde aplicaciones para enviar mensajes de texto, videochats, videoconferencias, teléfono, mensajes de audio, podcasts, etc. Y cada una de ellas ofrece sus ventajas. Por ejemplo, con el correo electrónico y los mensajes escritos se evita la interacción cara a cara con alguien a quien le estás contando tus temores y problemas, algo que prefieren algunos usuarios porque les permite abrirse y avanzar en la terapia más rápidamente.

Otras personas, sin embargo, se decantan por las sesiones por videoconferencia precisamente por la cercanía con el experto (la misma que en la consulta), aunque no es una opción si no encuentras un lugar donde haya intimidad, donde nadie te escuche mientras recibes la terapia online.
Por todas las ventajas que conlleva no solo para el usuario sino también para el profesional, cada vez más los sexólogos y centros de terapia sexual habilitan este servicio en sus webs como una alternativa a la terapia en persona. Pero también existen plataformas especializadas específicamente en los tratamientos en línea.

Terapias hay para adictos al sexo

Para tratar a personas adictas al sexo, el portal del proyecto de investigación Adisex, desarrollado por la Unidad de Investigación en Sexualidad y Sida (Salusex-Unisexsida) de la Universidad Jaume I de Castelló (UJI) y de la Universidad de Valencia (UV), ofrece una herramienta que permite valorar la conducta sexual online, recursos relacionados con el consumo excesivo de cibersexo y tratamiento para la adicción al sexo mediante videoterapia (es de pago).

TherapyChat es otra de las plataformas exclusiva para tratar vía internet problemas psicológicos y cuenta con un apartado de sexualidad. Al acceder a ella, Paz de Roda, la directora del servicio, explica que lo más habitual es que el origen de los problemas sexuales sea psicológico y no físico, como consecuencia de “una educación sexual limitada o por problemas de autoestima, con la propia imagen corporal, con la pareja, de ansiedad y de depresión”.

La plataforma Siquia también facilita el acceso a psicólogos que tratan online todo tipo de trastornos, entre ellos los sexuales. Basta con teclear la especialidad en un buscador y aparece un listado con todos los profesionales disponibles.

Así que ya sabes, si necesitas algún terapeuta sexual, lo tienes a tu alcance con unos clics.

Click aquí para cancelar la respuesta.