¿Por qué los hombres no encuentran nunca el clítoris? Te hacemos un croquis

Muchas parejas se ven frustradas a la hora de no encontrar el punto erógeno más satisfactorio de la mujer: el clítoris. Si realmente quieres triunfar en el sexo, debes saber dónde está el órgano sexual femenino por excelencia.

Es curioso que la palabra clítoris viene del griego ‘kleitoris’ que significa ‘llave’, porque es sin duda esta llave la que abre el mayor placer que podemos sentir las mujeres. Sin embargo, esta llave no siempre se usa y la sexualidad se ve reducida a un mete-saca que olvida que existen otras prácticas sexuales mucho más placenteras para ellas.

Básicamente lo que vienen siendo los preliminares y en concreto, la estimulación del clítoris es el 70% de los orgasmos de las mujeres. Hay mucho desconocimiento en la materia, y para muchas personas es más fácil resolver un cubo de rubik o un sudoku del revés haciendo el pino que encontrar esta zona erógena femenina, pero no es tan complicado como puede parecer.

No, no está en el codo

Muchos hombres tienen claro que se encuentra en la vulva y no en el codo, pero una vez ahí centímetro arriba, centímetro abajo se encuentran algo perdidos. Hay varios motivos que dificultan las cosas. Por un lado está el hecho de que cada vagina y cada clítoris sean diferentes en cada mujer,  ya que hay clítoris grandes, y también hay clítoris pequeños, los hay muy visibles y los clítoris tímidos que no salen a la luz tan fácilmente y cuesta algo más dar con ellos.

¿Cómo solucionar este enigma? Primero, hay que empezar por conocerse, y eso incluye conocer la anatomía de una vulva, explorarnos a nosotras mismas y disfrutar para luego enseñar el camino. El clítoris es en realidad una zona muy visible, depende de nosotras mostrar dónde se encuentra y guiar al acompañante. De todos modos, no debemos preocuparnos. Para hacerlo más sencillo hemos preparado un croquis explicativo y así no hay excusas para dar placer en una zona femenina tan importante.

clitorisok

Algo también a tener en cuenta, es que el punto G está sobrevalorado. Aunque siempre se hable de esta zona, lo cierto es que según varias sexólogas, el centro del placer físicamente hablando de todas las mujeres es el clítoris. Cuando hablamos de orgasmo femenino es el alcanzado por la estimulación del clítoris y no a través de la penetración tan sobrevalorada, más dirigida a ellos que a ellas, y con fines reproductivos.

A pesar de las clases de anatomía y de sexualidad, no parece que muchos hayan encontrado el camino de baldosas amarillas que le llevan al tesoro de la vulva. Una vez encontrado es importante mantenerlo vivo, es decir, estimularlo al ser posible con lubricante. Y sobre todo, y más importante, practicar al máximo para mejorar la práctica y el disfrute. Lo bueno de esta parte del cuerpo es que no envejece, y se puede sentir placer a cualquier edad de nuestra vida, por lo que tiempo hay de sobra para explorar.

Una vez tengas dominada la materia puedes mejorarla introduciendo juguetes sexuales que lo hagan más placentero y menos rutinario. Los vibradores son una buena opción para dar más placer a tu pareja o a ti misma. Esta parte de la vulva es muy sensible a las vibraciones por lo que los anillos, dedales, o sencillos vibradores pueden ser un gran aliado a la hora de practicar  el coito o la masturbación.

Al final encontrar el clítoris, como todo en la vida, requiere de constancia, de entrenamiento y pasión.

Click aquí para cancelar la respuesta.