Pon en forma tu suelo pélvico con un wearable

Vas al gimnasio para fortalecer tu cuerpo y, sin embargo, no ejercitas tu suelo pélvico, cuyos músculos sujetan la vejiga, el útero, la vagina y el recto. Este entrenamiento es muy importante para evitar la incontinencia y disfrutar más del sexo. Tal vez con un wearable como Elvie te animes a practicar estos ejercicios, conocidos como Kegel. Este fitbit para tu vagina se convertirá en “tu entrenador más personal”, reza la web.

El aparatito, con forma de letra U, se introduce como si fuera un tampón, aunque la parte más delgada queda fuera del cuerpo, como puedes comprobar en el vídeo. Una vez dentro, te va guiando de forma visual para ejecutar los ejercicios: la mujer debe realizar contracciones, elevaciones, relajaciones… en función de la sesión de entrenamiento elegida mediante una aplicación en el smartphone. Recomienda hacerlos de pie con las piernas abiertas a la altura de los hombros o tumbada.

Cinco minutos al día son suficientes

La gran diferencia y ventaja de este wearable con respecto a los métodos tradicionales es que tú misma puedes ver la intensidad empleada en cada ejercicio, ya que mide la fuerza con la que lo realizas en tiempo real. El registro de esta información te permite marcarte objetivos y superar niveles de entrenamiento. Ese proceso de superación te motiva más para seguir entrenando.

Además, detecta si te estas ejercitando de manera incorrecta mediante unos sensores. Con cinco minutos de entrenamiento al día es suficiente, explican en la web. También lo pueden utilizar embarazadas, siempre que no presenten complicaciones, aunque lo mejor siempre es preguntar antes al ginecólogo.

wearable
Diseñado en colaboración con expertos de la Universidad de Oxford, Ottawa e Imperial College, y fabricado con ingenieros de Dyson y Jawbone, Elvie se adapta al tamaño de la vagina con la posibilidad de hacerlo más grande a través de una cubierta o funda. Está fabricado en silicona de grado médico y se lava con un jabón suave. La batería dura hasta un mes con un uso normal. Se entrega con un estuche cilíndrico que, a la vez, funciona como cargador.

El parto y el sobrepeso debilitan el suelo pélvico

¿Qué puede debilitar el suelo pélvico? El parto, tener sobrepeso, el estreñimiento, el trabajo con cosas pesadas, una tos excesiva y repetitiva, los cambios en los niveles hormonales en la menopausia y la edad. ¿Cómo saber si ha surgido el problema? Si tienes pérdidas accidentales de orina al hacer ejercicio, toser o estornudar, dificultad para llegar al baño a tiempo, padecer frecuentemente infecciones del tracto urinario o la necesidad urgente o frecuente de orinar, entre otras.

Unos músculos fuertes del suelo pélvico confieren una mayor sensibilidad durante el sexo y orgasmos más fuertes para las mujeres. Y no penséis que es cosa de mujeres, estos beneficios también redundan en los hombres. A los que padecen disfunción eréctil les ayuda a tener más erecciones.

El ejercicio de los músculos del suelo pélvico trae el flujo sanguíneo al área genital, que es uno de los elementos clave de la excitación. No importa si es con Elvie o con otro método, el caso es que ¡entrenes esta zona por el bien de tu salud sexual!

Click aquí para cancelar la respuesta.