Pintar cuadros con sangre menstrual, ¿por qué?

Un buen número de artistas de todo el mundo utiliza su menstruación para crear obras de arte. Obras que a menudo son cuadros pintados con sangre menstrual, pero también fotografías que muestran sin tapujos ese sangrado mensual que para nosotras es cotidiano y, sin embargo, ha sido un tabú a lo largo de la Historia.

Evidentemente, pese a que cada artista ha llegado al mismo punto siguiendo caminos diferentes, tras todas estas creadoras se esconde una reivindicación feminista, el deseo de romper estigmas y exigir al mundo un poco de sentido común: vivimos rodeados de imágenes sangrientas, el gore nos rodea, y sin embargo nos da “asco” la sangre menstrual. Incluso a las propias mujeres. No olvidemos todos esos mitos que aún circulan por ahí y que nuestras abuelas probablemente siguieron a rajatabla: con la regla no te duches, no comas helado, ni se te ocurra hacerte la permanente, o mayonesa. Y, por supuesto, no tengas relaciones sexuales.

Estas mujeres han puesto su grano de arena, cada una a su manera, para mostrar al mundo su sangre menstrual. Y lo han hecho así de bonito:

beauty1

Jen Lewis
Su obra Beauty in Blood es de una belleza arrolladora. La artista creó estas piezas mientras menstruaba con la ayuda de su marido, Rob, encargado de disparar la cámara y montar un pequeño estudio fotográfico en el baño mientras ella vaciaba la copa menstrual sobre el inodoro limpio. Poco a poco fueron experimentando con nuevos utensilios y soportes, siempre con un objetivo, en palabras de la artista: “poner de relieve que la sangre menstrual sigue siendo un tabú en un mundo dominado por el gore”.

menstralaok

Vanessa Tiegs
Lejos del aire onírico de las creaciones anteriores, en las pinturas de esta artista, agrupadas bajo el nombre de Menstrala, la sangre es mucho más reconocible. Un total de 88 piezas que responden a un deseo de la artista: “ojalá el mundo fuese tan universal como nuestros ciclos”. La artista insiste en que es necesario mostrar al mundo imágenes positivas, bellas, de la menstruación y una buena manera de hacerlo es a través del arte. Tiegs ha donado los beneficios de la venta de su obra, tanto originales como copias, al Centro de Investigación sobre Ovulación de la Universidad de Columbia.

sarahok

Sarah Levy
En una línea diferente a la de las otras dos artistas, pero igualmente interesante, encontramos la obra de Sarah Levy. Y si decimos la obra nos referimos precisamente a eso: una obra. Un fabuloso retrato de Donald Trump pintado con sangre menstrual, un retrato sobrecogedor que se da un aire a El grito de Munch y muestra al presidente en todo su esplendor. Levy asegura que decidió crear esa obra al escuchar unas palabras machistas de Trump en referencia a la periodista de la Fox Megyn Kelly, a la que criticó duramente: “le brotaba sangre de los ojos, le brotaba sangre de… de donde sea”.
Levy se enfureció hasta tal punto que decidió subastar esta pintura y donar los beneficios a una organización que ayuda a los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos. “Porque el viejo Don odiará eso”, concluyó.

juliarook

Juliaro
La de esta artista argentina afincada en Brasil es una obra destinada a plasmar la energía femenina de diversas maneras. Y una de ellas es una serie de pinturas con sangrado menstrual, todas ellas con un aire naïf y evocativo, incluso infantil, pero al tiempo explícito y combativo. Julia Larotonda, conocida como Juliaro, defiende que en nuestra sociedad del usar y tirar “todo se tira, incluso la menstruación”. Para ella, el hecho de pintar con su sangre significa ponerse en contacto con la regla, un momento del mes en que el canal de consciencia está muy abierto: “si se rechaza la menstruación, las cosas no llegan”.

ingridok

Ingrid Berthon-Moine
La artista francesa hilvanó en su Red is the Colour, en 2009, una interesante reflexión sobre la belleza en las sociedades de consumo contemporáneas. La artista retrató a 12 mujeres de diferentes edades con los labios pintados con sangre menstrual. Todos ellos llevaban títulos que evocaban a las barras de labios de las grandes firmas cosméticas. Para la artista, el objetivo era desestigmatizar la menstruación y mostrar al mundo que un fluido que históricamente ha sido motivo de vergüenza puede embellecer a las mujeres.

Click aquí para cancelar la respuesta.