Pegging: cómo practicarlo con tu chico para que disfrutéis los dos

Tal vez ni te suene ese término, pero se le llama así a la práctica sexual en la que la mujer penetra a un hombre por el ano, normalmente utilizando un arnés-consolador y, por supuesto, un lubricante anal. Ella asume el papel de penetradora y tiene el control.

Existen algunos falsos mitos sobre el pegging que nada tienen que ver con la realidad, como por ejemplo, que la chica no disfruta, que por hacer esto ya eres una lesbiana o el chico homosexual. La estimulación de la próstata es una fuente de placer para la mayoría de los hombres y no tiene nada que ver con la orientación sexual. ¿Crees que después de practicarlo te van a empezar a gustar los de tu mismo sexo o que te vas a convertir en bisexual?

Se trata de experimentar con algo distinto y disfrutar de nuevas sensaciones. Está claro que puedes probar y que luego no cumpla con tus expectativas pero, al menos, habrás saciado tu curiosidad. ¡Open mind!

pegging2

La sexóloga María Esclapez te da algunos consejos a tener en cuenta a la hora de practicarlo:

Para ellos:
-Permanecer relajados.
-Dejarse llevar.
-Estimular zonas del cuerpo que proporcionen placer al mismo tiempo que se da la estimulación anal.
-Deshacerse de mitos y creencias que relacionan las prácticas sexuales con la orientación sexual (eso ayudará a que la práctica sea mucho más placentera).
-Deshacerse de estereotipos y roles sexuales, lo importante es disfrutar.
-Si tienen miedo por la probabilidad de encontrar heces durante la práctica, lo mejor es ir al baño unas horas antes (de hecho, si se tiene un buen funcionamiento intestinal, no hay ningún tipo de problema). No es necesario realizarse una ducha anal. Por otra parte, encontrar algún resto ha de resultar normal y no escandaloso.

Para ellas:
-No tener prisa en penetrar a la pareja
-Dilatar poco a poco el ano con la ayuda de un lubricante. Hay que tener en cuenta que el ano no lubrica por sí mismo, así que esta parte es muy importante.
-Se puede empezar dilatando la zona con un dedo y luego seguir dilatando con juguetes de anchura progresiva (de menos anchos a más anchos) hasta llegar a la anchura del dildo que se use en la práctica.

Para ambos:
-El tamaño del dildo, así como su forma, ha de ser escogido entre los dos.
-Si va a ser la primera vez, es muy importante que haya una comunicación fluida entre la pareja y en todo momento exista la seguridad latente de que ambos están disfrutando.
-Tener en cuenta que la estimulación de la próstata (el punto P de los hombres, equivalente a la zona G de la mujer), llega a través del sexo anal. Puede ser muy placentero siempre y cuando el hombre esté receptivo.
Respecto al arnés-consolador, déjate orientar por los expertos de los sex shops porque no es lo mismo si vas a probar por primera vez que si ya has pasado a un nivel avanzado.

Click aquí para cancelar la respuesta.