Ocho ventajas de tener un pene pequeño

“No me gustan los penes grandes, me hacen daño”. Habla Carla, periodista de 32 años, y no es la única en pensar así: hay muchas mujeres que se espantan ante la perspectiva de un falo de grandes dimensiones. ¿Pensabas que tener un pene pequeño era una desventaja? Pues te equivocas: en una sociedad donde impera el dicho de “burro grande, ande o no ande” y donde muchos cirujanos plásticos te cuentan que los hombres acuden a sus consultas para alargarse el pene, no porque sea pequeño, sino porque temen compararse con otros en el gimnasio, hay que romper una lanza a favor de los tamaños pequeños.

Se nos ocurren una retahíla de las ventajas que tiene un falo vamos a decir, “discreto”. Ahí van unas cuantas:

– “El sexo vaginal puede practicarse con una penetración más profunda que con un pene más grande. La vagina se adapta al tamaño de lo que se introduzca en el interior, pero a veces, si la mujer no está lo suficientemente excitada o tiene la vagina de menores dimensiones que el pene de su amante, el coito puede ser doloroso¨, explica María Esclapez, sexóloga.

Impotence concept. Woman in bed is waiting for her lover

– Los hombres con pene pequeño son más complacientes y se trabajan más el sexo, de hecho, muchos de ellos se curran más los preliminares y otras prácticas fuera de la penetración propiamente dicha. “En muchos casos tienen interiorizados estereotipos masculinos relacionados con el tamaño del miembro y ‘la virilidad’ o satisfacción sexual de la mujer. Esto en realidad no tiene nada que ver y además es fruto de una sociedad machista, sin embargo, ocurre”, añade.

– Al ser más pequeño, es probable que las erecciones sean más firmes, al llenarse todos los vasos sanguíneos. Además, puede durar también más en estado de erección que un pene muy grande, que requerirá de más riego sanguíneo y cuyo estado erecto puede no ser tan duradero como se pudiera pensar.

– “Con un pene excesivamente grande, durante la penetración, dado que la entrada de la vagina es más angosta que el resto de ésta, si se practica sin lubricante, puede ocurrir que la zona se irrite por la fricción. Con un pene pequeño esto no pasa, y si me apuras no hace falta ni lubricante. Ese dinero que te ahorras, añade Esclapez.

– Lo mismo sucede con los condones tamaño XL, que son más caros y que no se encuentran en todas partes: con unos de tamaño normal sobra.

– Son más fáciles de masturbar. Los penes pequeños son más manejables.

– “El sexo oral puede ser más cómodo para la pareja y más morboso para el hombre puesto que la pareja puede introducirse el miembro por completo dentro de la boca”, explica la sexóloga.

– Lo mismo sucede con el sexo anal: ante un falo gigantesco, muchas mujeres se negarán a la práctica, pero si es pequeño, el sexo anal será más placentero y menos doloroso.

Así que ya sabéis chicos: los tarros pequeños guardan las mejores esencias.

Click aquí para cancelar la respuesta.