Ocho razones por las que nos gusta el porno para mujeres

Si eres chica, fijo que te ha pasado alguna vez (o continuamente): estás viendo una película porno y no te pone nada. Tal vez te suceda esto porque una gran cantidad de filmes buscan más el placer masculino que el femenino. Están rodadas por hombres y para hombres. Por ese motivo surgió el cine porno para mujeres.

La pionera Candida Royalle, y Anna Span, Erika Lust y Jacky St. James son algunas de las directoras más conocidas. En sus películas, las féminas llevan la iniciativa, huyen de los estereotipos, el guión y la historia importan, la ambientación está muy cuidada y los actores y actrices derrochan pasión y todos se tratan con respeto, fluye la sensibilidad femenina, buscan el placer de todos los sentidos…

Existe incluso un canal de televisión con este producto

En internet también han proliferado canales dedicados al porno orientado a las mujeres, véase SSSH o FrolicMe.  Y en los Países Bajos existe incluso una televisión por cable, Dusk TV, que denomina a estos contenidos “porna”, una palabra que suena femenina. El canal basa su contenido, en la medida de lo posible, en las preferencias de las suscriptoras, es decir, son ellas quienes deciden la programación.

Close-up of couple having sex

Con ese feedback, de paso, Dusk TV está llevando a cabo una investigación científica sobre la mujer, la sexualidad y el erotismo. Además, premia las mejores producciones en los Dusk Porna Awards. “Taste Of Joy” de Petra Joy (2013), “Lena” de JoyBear (2014) y “SinfulXXX Make Me Sweat” (2016) de Roma Amor son las tres películas premiadas hasta ahora en sendas ediciones.

¿Por qué nos gusta el porno para chicas? Os damos una lista de razones por las que estas producciones han conquistado nuestro lado más concupiscente:

1-Porque no focalizan la atención en lo que excita al hombre, sino todo lo contrario, se centran en los detalles, en crear una ambiente erótico que genera esa, digamos, “tensión” tan estimulante como el propio acto sexual.

2-Porque no es sota, caballo y rey y no va al grano. El 80 % del tiempo no es un primer plano del pene y la vagina o el ano. Los dulces prolegómenos y las caricias existen y las mujeres no son sumisas.

3-Porque su contenido se parece mucho más a cómo haces el amor en la realidad y no a profesionales del sexo.

4-Porque predominan las posturas en las que una mujer goza más y triunfan la sensualidad, la delicadeza y una estética cuidada.

5-Porque todo es más natural, el placer en el rostro de los actores se ve real, los orgasmos no son forzados.

6-Porque lo puedes ver con tu chico, a los hombres también les excitan estos contenidos, tal vez menos o más o igual… No solo aparecen parejas, también tríos, en solitario… Cambiar de contenidos, no le va importar (al menos, de vez en cuando).

7-Porque ha promovido una industria nueva que cada día gana más “adeptas”: cine pornográfico con calidad hecho por y para mujeres y canales en internet con vídeos de porna.

8- Porque ver este tipo de porno no tiene por qué significar dejar de disfrutar del porno convencional.

Click aquí para cancelar la respuesta.