Ocho motivos que provocan sangrados vaginales durante y tras el sexo

¿Te ha pasado alguna vez que en pleno éxtasis carnal has empezado a sangrar? Pues no es algo tan extraño como pueda parecer, le sucede a una de cada veinte mujeres. En el lenguaje médico se conoce como coitorragia y puede ocurrir durante o después del coito. Normalmente no se debe a nada grave, pero otras veces sí es signo de algo serio. Por eso, no lo dejes pasar, ve al ginecólogo cuanto antes para ver exactamente cuál es el origen. Te contamos qué motivos producen más frecuentemente estos sangrados vaginales inesperados.

1-Relaciones sexuales muy intensas. La fricción, la falta de lubricación o simplemente la brusquedad pueden dañar el cuello del útero y dar lugar a sangrados. Con una penetración así pueden romperse los vasos sanguíneos situados en la pared de la vagina. En este caso, el sangrado cesa al poco rato, como si fuera cualquier otra pequeña herida del cuerpo. Si no se detiene, entonces sí que debes preocuparte.

2-Inflamación cervical (vaginitis o cervitis). La hinchazón de la vagina o del cuello uterino puede producir sangrados. La causa de esta inflamación a menudo se encuentra en una enfermedad de transmisión sexual (clamidia, tricomoniasis, tricomoniasis asociada con candidiasis y gonorrea), un herpes o el virus del papiloma humano. La vaginitis también puede estar provocada por una infección de transmisión sexual o por una bacteriana, o por algún desorden hormonal o simplemente por una higiene deficiente.

3-Endometriosis. Se produce cuando el endometrio, que es la capa mucosa que recubre el útero, crece en otras partes del cuerpo que no es el útero. Por ejemplo, ovarios, trompas, zona pélvica o intestinos. Cuando se produce el sangrado suele estar acompañado por dolores fuertes.

tampon paillettes
4-Enfermedades de transmisión sexual (conocidas como ETS o ITS). Aunque algunas, como la clamidia, generalmente no provocan síntomas, es normal que, aparte de sangrados, se noten molestias como dolor, irritación, ardor al orinar, secreciones o picazón, entre otras.

5-Problemas hormonales.  Un desequilibrio hormonal causa lo que se conoce como hemorragia uterina disfuncional (HUD). Este trastorno es más frecuente en la pubertad y en la menopausia. El tratamiento varías según la intensidad y la edad, entre otros factores.

6-Mioma o pólipo uterino. Ambas formaciones presentan sintomatologías similares, por eso a veces pueden confundirse, y el más común de ellos es el sangrado vaginal anormal. La mayoría de los pólipos suelen extirparse. Los miomas no necesariamente, solo aquellos que no responden al tratamiento médico o los de un tamaño grande.

7-Anticonceptivos hormonales. Las píldoras anticonceptivas pueden causar sangrado leve, sobre todo en los primeros meses de uso. Se corrige por sí solo, normalmente. Pero consulta siempre con el especialista.

8-Cáncer. El 90 % de las mujeres con cáncer de endometrio presentan sangrados vaginales anormales. Una hemorragia también puede ser signo de un cáncer de cuello uterino, de útero, de vagina o de ovario.

Aunque la mayoría de las veces las hemorragias no suponen un problema preocupante, no es normal tenerlas. En general, si a la vez sientes dolor, secreción, olor o picazón, acude inmediatamente al médico, porque es la única manera de saber con seguridad si se debe a algo de mayor gravedad.

Click aquí para cancelar la respuesta.