Nueve posturas en la cama que dicen mucho de tu relación

¡Qué bien se está acurrucaditos en la cama! En ese momento en el que os sentís tan unidos (y a gustito) la felicidad y el placer os envuelven. Pero, admitirlo, cuando las cosas no van bien, fijo que ese día evitáis tocaros. Las posturas en las que duermes con tu pareja indican el estado de tu relación.
Al menos para psicólogos como Samuel Dunkall y Corrine Sweet, quienes han revelado su significado. En general, lo que dice ese lenguaje corporal es que los que se tocan se quieren más, que cuanto más juntos, más amor. Lo más habitual, según un estudio de la Universidad de Hertfordshire es que las parejas duerman de espaldas o los dos en la misma dirección.

Está claro que nos vais a dormir toda la noche en la misma posición, he aquí el significado de algunas:

1-La cuchara. Los dos estáis acostados de lado (hacia el mismo), con los cuerpos pegados, y uno dándole la espalda al otro. Es una posición protectora y habitual entre los que llevan poco tiempo casados (3-5 años), según Dunkell. Denota dulzura y pasión, puede resultar muy sensual. Lo vuestro es amor.

2- La persecución. Es igual que la cuchara, pero cuando uno de los dos se distancia y se desvía hacia un lado de la cama y entonces es el otro el que lo “persigue” para darle amor. Vale, puede ser que adopte esa postura porque tenga ya ganas de dormirse, pero tal vez se deba a que esté enfado o molesto con el otro.

happy couple sleeping in bed

3-Estilo zen. Los dos tumbados de costado mirando cada uno hacia un lado distinto, con las espaldas enfrentadas y los culos pegados. Cada uno necesita su espacio, pero también sentiros mutuamente. No es que cada uno vaya a lo suyo, ¡la relación va bien!

4- Amantes de la libertad. Como la anterior, pero separados, sin contacto. Es una postura clásica entre las parejas de muchos años. No significa que no exista el amor, sino seguridad, cercanía, equilibrio e independencia entre los dos. ¡Nada malo! Aunque también la adoptaréis como una manera de mostrar vuestro enojo, como diciendo “paso de ti”.

5- El enredo o abrazo luna de miel. Cuando os abrazáis entrelazados mirándoos el uno al otro. Está claro que la llama del amor está muy caliente y que estáis superenamorados. Típica de las relaciones incipientes o cuando terminas de hacer el amor. Dormir así toda la noche no es nada práctico, pero no hay nada más romántico para cuando intentáis conciliar el sueño.

6- Cuna de la novia. Uno tumbado boca arriba y el otro, de lado, apoyado con la cabeza en el pecho del otro. Sumamente romántica y popular, crea una sensación de protección y seguridad. ¡El amor está muy vivo!

7-Abrazo de pierna. Uno de los dos apoya la pierna sobre la del otro. Para Sweet, si tu chico/a actúa así, es que quiere conectar contigo emocional y/o sexualmente. Vamos, que te está pidiendo guerra e intenta despertarte a ver si le haces caso.

8-Arrinconado. Uno de los dos se extiende a sus anchas y el otro no se cae de la cama de milagro. No es una buena señal, no demuestra afecto por ti, sino un egoísmo brutal.

9-Cara a cara sin contacto. Aunque no os llegáis a tocar, significa que cada uno quiere su espacio pero os buscáis el uno al otro y queréis estar conectados y unidos hasta durmiendo. Vuestra relación de amigos y enamorados marcha más que bien.

Click aquí para cancelar la respuesta.