Mi pareja es bisexual, ¿cómo sé si le gusto?

Cuando no compartimos la misma orientación sexual con nuestra pareja pueden aparecer muchas dudas. Tan solo hay que echar un vistazo a Internet para ver la gran cantidad de personas que se lanzan a preguntar qué hacer cuando descubren que su pareja es bisexual. La orientación sexual de las personas es algo variable que se va transformando a lo largo de nuestras vidas, pero esto no es fácil de admitir y a veces nos sabemos cómo gestionarlo, así que nos convertimos en un mar de incertidumbre.

Si a todo esto le sumamos los estereotipos que asociamos con cada orientación sexual, ya tenemos la mezcla perfecta para que estallen todas las alarmas. Creemos que si nuestra pareja es bisexual nos va a engañar a la primera de cambio, por eso de que los bisexuales son unos promiscuos por naturaleza. Como él o ella no es como yo… no va a implicarse en nuestra relación de la misma forma y si además no nos hemos enterado de su condición sexual por él o ella misma, apaga y vámonos ya si que sufrimos explosión cerebral en 3, 2, 1… Pero, ¿cómo podemos actuar de la mejor forma posible y aprender a tener una relación sana con una persona bisexual?

Cómo asimilar que mi pareja es bisexual

Yo lo resumiría en dos palabras: naturalidad y comunicación. Nos hayamos enterado o no por nuestra pareja de que es bisexual, lo más importante es confiar y hablar de nuestras dudas. Hoy me pongo más seria con este tema y por eso le he preguntado a Fernanda Paz, psicóloga, sexóloga y co-creadora de El sexo no es coito, para que nos ayude a abrir la mente y solucionar todos los conflictos interiores.

Lo primero, qué es ser bisexual: “La bisexualidad es la capacidad de sentir atracción emocional y sexual hacia personas de ambos sexos, pero no siempre por igual. Esto significa que una persona bisexual no siente el mismo nivel de atracción para cada sexo. Va variando a lo largo de la vida”.

Lo que más nos preocupa cuando compartimos nuestra intimidad con alguien bisexual es que se enamore de nuestra mejor amiga o que de repente, le guste otra persona y rompa la relación. Una vez más nos dejamos llevar por los mitos que rodean a esta orientación sexual. “Lo primero que debemos entender es que el nivel de compromiso que sienta una persona hacia su relación de pareja, depende de cada persona en particular, no depende del género o de la orientación. Ésta no define la manera de relacionarte con tu sexualidad o con tu pareja”.

Choosing your way

“Por mucho que se experimente atracción por ambos sexos, tu pareja al igual que todas las personas, tiene la capacidad de elegir y controlar con quien mantener relaciones sexuales y afectivas. Por lo que se trataría más de un problema de comunicación e inseguridad que el hecho de ser bisexual” aclara la sexóloga.

Aún hoy en día se sigue creyendo que la bisexualidad es una etapa transitoria para descubrir qué es lo que realmente nos gusta. “Lo que de verdad debemos entender es que cada persona experimenta su sexualidad de manera diferente, todo lo que está definido sobre el sexo debemos cuestionarlo” puntualiza Paz.
¿Es diferente una relación sentimental y sexual con una persona bisexual?

Paz dice rotunda “Al igual que se entiende que cada persona es diferente y cada relación tiene su particularidad, no es sano, ni útil comparar relaciones sentimentales y sexuales. No hay una igual a otra”.

Podemos pensar que si los dos somos bisexuales no va haber conflicto porque ambos entendemos las atracciones del otro, pero ¿por qué ha de ser diferente la forma de relacionarse? ¿acaso no compartimos amistades con personas de muy diferentes orientaciones? “Que una persona sea bisexual y tenga una relación con una heterosexual u homosexual, implica un compromiso y lazos afectivos, al igual que si ambas partes de la pareja tuvieran la misma orientación sexual”.
Lo que hay que tener  claro y lo más importante es “tener confianza hacia tu pareja, evaluar cómo te hace sentir su orientación sexual y si eliges a esta persona debes aceptarla con todos sus matices”.  Y derribar mitos, “La bisexualidad no es sinónimo de infidelidad, morbosidad o confusión. Sino que hablamos de atracción, una persona bisexual puede estar toda la vida con una misma persona sin sentir necesidad de experimentar con otra” afirma la co-creadora de El sexo no es coito.

Sospecho que es bisexual, ¿qué puedo hacer?

La sinceridad es un arma muy útil que nos ayuda a relativizar los problemas y a solucionarlos. Ante esta pregunta Fernanda Paz dice que es “importantísimo que tengas la confianza suficiente para acercarte a tu pareja y comunicarle que tienes una duda sobre su orientación sexual”. Recuerda que siempre hay que hacerlo desde el respeto.

“Para gestionar de buena manera la bisexualidad de tu pareja debéis hablar mucho sobre el tema, si tienes miedos relacionados con su orientación sexual lo más saludable es que te acerques y se los comentes.  Es importante respetar los gustos de cada persona y sobre todo de esa persona que has elegido como pareja. Si te acabas de enterar de su bisexualidad, no creo que sea momento de juzgarla, probablemente tampoco lo haya tenido claro en el pasado y quizás aún hoy sea motivo de incertidumbre. Si la quieres debes procurar entender cómo vive y entiende su sexualidad, por mucho que leas al respecto nadie podrá explicártelo mejor y más detalladamente que la propia persona. Cómo bien ya sabes, el sexo es único, cambiante y amplio” matiza Paz.

Click aquí para cancelar la respuesta.