Métodos para quedarte embarazada cuando eres lesbiana

Uno de los dramas que acompañan a la salida del armario para las familias va relacionado con la idea de que ya no podrán tener descendencia, como si “homosexual” fuera ligado a “infértil”. Muchas personas dentro del colectivo LGTB quieren pasar por la experiencia del embarazo y de dar a luz. Aquí te enseñamos las técnicas más populares.

Inseminación casera
Es la opción más rápida y económica de las que detallamos. El banco de semen danés Cryos se ha especializado en esto y puedes elegir al donante según diversas características físicas y la movilidad del esperma, siendo esto último lo que hace que varíe el precio (ya que a más movilidad más probabilidades de quedarse embarazada), pudiendo oscilar entre los 60 y los 900 euros.

Inseminación artificial (IA)
Consiste en la introducción del semen directamente al útero de la mujer mediante una cánula y se realiza siempre en clínicas especializadas. Se realizan como mucho entre 4 y 6 intentos y el precio oscila entre 800 y 1.500 euros.

embarazada2

Fecundación in vitro (FIV)
Este método ofrece más garantías de éxito pero también es más caro (4.000-8.000 euros) y se suele recurrir a él después de que la IA no funcione. Consiste en fecundar los ovocitos con los espermatozoides fuera del cuerpo de la madre para después implantar los que más posibilidades tengan.

Microinyección intracitoplásmica de espermatozoides (ICSI)
Si la FIV no funciona, este puede ser el siguiente paso. En este caso, se inyecta el espermatozoide directamente en el citoplasma del óvulo. Las probabilidades son mucho mayores, así como su precio, que ronda los 10.000 euros.

Método ROPA
Es el método de moda entre las lesbianas ya que con este método ambas participan en el proceso. Una de las madres dona el óvulo que será inseminado e implantado en el útero de la otra madre, así una aporta la carga genética y la otra lleva a cabo la gestación. Eso sí, como requisito las mujeres tienen que estar casadas. El precio oscila entre unos 4.000 y 6.000 euros.

Embarazo en personas trans
Las personas trans que estén llevando un proceso de hormonación tendrán que consultar con su médico la posibilidad de un futuro embarazo antes de empezar el proceso. Especialmente las mujeres trans tendrán que guardar su esperma en un banco especializado antes de hormonarse. En el caso de los hombres trans, cesando la toma de testosterona puede recuperarse toda o parte de la capacidad reproductiva si no se han sometido a una oforectomía (extirpación de los ovarios). Pero si se va a recurrir a esta cirugía, también tendrán que acudir a bancos especializados antes de hacerlo.

El futuro: fecundación de un óvulo con otro óvulo
Desde hace unos años se está investigando la posibilidad de fecundar un óvulo con otro óvulo, lo que abriría todo un campo nuevo para las parejas de mujeres. Además de estos métodos, existen otros como la gestación subrogada, el acogimiento familiar, la adopción, etcétera. Si quieres ser madre, no tienes por qué renunciar a ello, hay opciones para todos los gustos (y los bolsillos).

Click aquí para cancelar la respuesta.