Menú sexual: lo que tienes que comer para disfrutar de un encuentro deliciosamente activo

Olvídate de las ostras y de espolvorear canela por todos tus guisos. Los afrodisíacos pueden funcionar a corto plazo, pero los expertos aseguran que mantener una alimentación saludable con los suficientes nutrientes y vitaminas es la mejor de las dietas para que tu vida sexual sea placentera y activa. Si no sabes por dónde empezar, deja de ponerte tibio a grasas y procura no saltarte las sugerencias de nuestro menú erótico-festivo. Saborearás al máximo un encuentro sexual de lo más apetecible…

A LA ATENCIÓN DE LOS EXCITADOS COMENSALES:

Nada de comilonas. Ojo. Lo primero que tienes que tener en cuenta es que tu cena romántica –o tapeo previo a un apasionado encuentro sexual– debe ser lo más comedida posible. De lo contrario estaremos desviando el flujo sanguíneo hacia el órgano equivocado, nos sentiremos llenos, gordos y poco sexis. Algo hay que comer, que un estómago gruñendo tampoco resulta un sonido de lo más excitante, pero sin atiborrarnos.

ENTRANTE

Una ensalada ligera con nueces, algo de aguacate, un poco de salmón y un abundante chorro de aceite de oliva. La clave está precisamente en las grasas saludables que contienen todos estos ingredientes y que son necesarias para la producción de las hormonas sexuales –tanto de la testosterona como de los estrógenos–. La ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 son todo beneficios: cuidan de nuestra piel, nos mantienen sanos, levantan la libido e incluso se les han atribuido beneficios para paliar los dolores derivados de la menstruación. Ponte a tono y relájate que esta cena apunta bien, pero que muy bien…

PLATO PRINCIPAL

El plato de la noche consta de un pollo al horno que te ayudará a elevar el nivel de dopamina en el cerebro –el neurotransmisor asociado a los sentimientos de felicidad y amor– y a estar completamente a tono para lo que esté por llegar. Bonus track: el consumo de grasas magras está directamente relacionado con la mejoría de problemas de disfunción eréctil.

Basic Instinct

BEBIDA

Tomad agua, mucha agua. Es importantísimo mantenernos hidratados para estar física y mentalmente a la altura de las circunstancias. Si estamos bajos de líquidos, también estarán bajos nuestros fluidos sexuales. Refresca la velada con agua para estar lo suficientemente hidratados cuando llegue el momento de poneros a sudar.

Alcohol sí, pero con modos. Se recomienda beber un par de copas de vino para disfrutar de su poder afrodisíaco, pero nunca más. Pasarnos por alto la moderación para encontrar ese puntito en el que nos empezamos a sentir desinhibidos, puede resultar absolutamente contraproducente. Los deseos de sexo ardiente se irán apagando a medida que la sensación de sueño y cansancio aparezcan… Por no hablar de que la pérdida de reflejos derivada del estado de embriaguez puede dejarnos aturdidos y hacernos quedar completamente en ridículo ante el cuerpo desnudo que nos acompaña. Además, aunque seas capaz de solventar la catástrofe, es probable que después ronques como un animal salvaje. Buf, qué pereza de noche estás preparando…

¿PAN?

Comer comidas ricas en carbohidratos puede hacer que tu encuentro sexual acabe siendo todo un desastre: el nivel de azúcar en sangre aumentará y luego se desplomará dejándonos hechos completamente polvo, aletargados y agotados. Si le das al pan, no estarás de humor para nada, excepto para echarte una siesta.

CAFÉ O POSTRE

Chocolatea tu encuentro. Una dosis adecuada de cacao –unas dos o tres onzas– ayudarán a aumentar los niveles de endorfinas. Estaremos más felices, risueños y optimistas y activaremos nuestro deseo sexual, según demostró una investigación alemana publicada en la revista Appetite, durante los próximos 90 minutos.

Ah, y nada de café. La cafeína actúa como un estimulante del sistema nervioso central que, así como a primera hora de la mañana es la mejor gasolina para espabilarte y mejorar tu concentración, tomarla por la noche durante la cena puede ponernos demasiado nerviosos. Mala idea si queremos disfrutar en la cama… Estaremos tan histéricos que echaremos la noche a perder.

FUERA DE CARTA POR NOCHE DE LUJURIA

Evita la comida basura. Al margen de los gases y retortijones que pueden desentrañar, los alimentos ricos en grasas trans y ultracalóricos contribuyen a la obstrucción de las arterias disminuyendo el flujo sanguíneo. Y cuando el suministro de sangre está bloqueado, no solo circula menos cantidad en los genitales, la lubricación y el grado de excitación disminuyen a toda velocidad.

Click aquí para cancelar la respuesta.