Mapa de la homosexualidad: cuando ser homosexual es delito

Algo debe de estar mal en la raza humana cuando una persona es capaz de matar a otra por el simple hecho de amar. Parece una idea sacada de una obra de ciencia ficción pero, por desgracia, es el día a día de muchas personas que mantienen relaciones afectivo-sexuales con alguien de su mismo sexo. ¿Te imaginas vivir con miedo a amar? Te planteamos un mapa de la homosexualidad para que veas qué situación hay en distintos países.

Diferencias entre hombres y mujeres
No en todos los países se condena la homosexualidad de la misma forma, pues depende de si las personas que están involucradas son hombres o mujeres. La homosexualidad masculina está por lo general más penada: las relaciones entre varones son ilegales en 73 países del mundo, mientras que la femenina es ilegal en 45 países. Esto es debido, sobre todo, a que las relaciones entre mujeres están invisibilizadas y ni siquiera se contempla la posibilidad de su existencia.

Multa
Ocho son los países que castigan las relaciones homosexuales con penas de entre un mes a dos años de cárcel, o con el pago de una multa, además del castigo social que esto conlleve. Algunos de estos países, como Rusia y Letonia, consideran que cualquier manifestación de homosexualidad (ya sea ir de la mano o participar en una reivindicación por los derechos LGTB) es un delito. En Turkmenistán, Bután, Burundi, Líbano, Zimbabwe, Benin y Liberia también se usan condenas similares, aunque los motivos varían desde considerar que la persona LGB es “contra natura” a específicamente la sodomía o las relaciones sexuales en general.

Gay rainbow flag

Cárcel
Las penas de cárcel pueden variar de unos países a otros: en 19 países, de 3 a 7 años de pena; en 23 países, de 8 a 14 años de pena; y en otros 14 países hay condenas de 15 años a cadena perpetua. La mayoría de estos países están localizados en América Central, África, Oriente Medio y el Sudeste Asiático. Estados como Kenia o Túnez, por ejemplo, realizan exámenes anales forzosos para probar en los juicios la culpabilidad de los inculpados en su “delito” de homosexualidad, según denuncia Amnistía Internacional, vulnerando así cualquier tratado sobre Derechos Humanos.

Pena de muerte
Seguro que muchos recordaréis la famosa imagen que dio la vuelta al mundo de dos adolescentes en Irán que fueron sentenciados a muerte por ser homosexuales. Por desgracia, estas imágenes se suceden día tras día en 13 países del mundo. Mauritania, doce provincias del norte de Nigeria, Sudán, el sur de Somalia, Siria, Arabia Saudí, Irán, Irak, Yemen, Afganistán, Pakistán, Catar y los Emiratos Árabes Unidos conforman la lista negra para las personas LGB. En siete de estos países se aplica la ley de la sharía contra las personas homosexuales, considerándolos “inmorales”, así como la aplicación de leyes contra el “comportamiento indecente” en aquellos territorios ocupados por Daesh.

Las penas pueden variar dependiendo de algunos factores (edades de las personas implicadas, que sean o no musulmanes, si hay testigos varones heterosexuales, si han yacido desnudos juntos, si se han besado, si ha habido sodomía…) y pueden ir desde latigazos, penas de cárcel o trabajos forzados, a pena de muerte  en la horca, lapidado o arrojado desde un edificio.

Si quieres ampliar la información, no dudes en pasarte por las webs de Amnistía Internacional y de ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales) donde se lucha día a día por mejorar la situación de las personas LGTB en el mundo.

Ahí podréis consultar los mapas sobre las legislaciones de todos los países, así como sus informes sobre “Homofobia de Estado”, sobre la situación jurídica más en detalle. Recuerda, entre todos, podemos luchar por hacer de este mundo un lugar mejor.

Click aquí para cancelar la respuesta.