Los trucos definitivos para ver porno en el trabajo y que no te pillen

Aquellos días en los que hojear una revista ‘para adultos’ o ver una película X sin llamar la atención de nadie resultaba prácticamente imposible si no nos encerrábamos en una habitación procurando echar el cerrojo, están más que superados. La era de la comunicación digital nos permite tener acceso las 24 horas a cualquier contenido online que necesitemos o queramos ver. Incluido el porno.

Cómo y cuándo queramos, podemos ponernos algún vídeo porno. Y no tiene por qué ser siempre con nocturnidad y alevosía. ¿Qué mejor que aprovechar las horas muertas en el trabajo para tantear qué novedades nos ofrece la red de redes? ‘Pero, ¿puedo hacerlo sin que nadie se dé cuenta?’, te preguntarás con cierta inquietud. Sí, y no es tan complicado. Sigue estos consejos y podrás disfrutar de unos contenidos subiditos de tono durante tu jornada laboral de la manera más discreta posible.

Mantente alerta y con el dedo en el botón de apagado

Antes de empezar, es imprescindible que tengas previsto que cualquiera puede pillarte por sorpresa. La realidad es que a muchas personas les puede parecer que esta distracción laboral es inoportuna, así que mejor estar atento para no incomodar a nadie ni ponernos nosotros colorados. En este caso, y por mucho que sea porno, aleja las manos de la entrepierna y mantenlas cerca de botón para cerrar la ventana de navegación o apagar la pantalla si percibes que se aproxima alguien.

Utiliza la navegación de incógnito

Ante todo, discreción. Que Google u otro navegador relacione tu cuenta de correo –especialmente si es la del trabajo– con los contenidos que consumes y las reproducciones que haces, puede dejarte en evidencia si otra persona ve cuáles han sido tus últimas búsquedas. Si pretendes ver porno en el trabajo debes hacerlo en una ‘ventana de incógnito’.

Para mayor seguridad, puedes instalarte otro navegador diferente al que uses habitualmente y asegurarte de no utilizarlo nunca para cuestiones laborales o usar una Red Privada Virtual (VPN) que enmascare tu IP. Si lo haces bien, tu ordenador sabrá guardarte el secreto.

only adult

Ponte auriculares

Parece un consejo de lo más evidente, pero si no te aseguras de que están conectados antes de darle al play, el audio puede jugarte una mala pasada. Un consejo profesional: procura que el volumen no esté demasiado alto para que no se filtre el sonido y ponte sólo un casco. Al más puro estilo Juan Luis Guerra, deja que uno de tus oídos esté alerta a lo que ocurre a tu alrededor. Que nadie tenga que darte una palmadita en el hombro para que salgas de tu excitante abstracción y te pille con las manos en la masa (aunque, recuerda, deben estar sobre el ratón o botón de apagado para poder solventar la situación con un simple click).

¡Cuidado con los reflejos! Colócate en un punto muerto

Buscar la localización adecuada es básico para que nadie pueda ver qué estamos viendo en la pantalla. Lo ideal es no tener a nadie detrás ni demasiado cerca en los laterales, pero ojo con las ventanas. Puede que creas que nadie sabe qué haces y los reflejos del cristal te delaten por completo.

Las pequeñas cosas buenas

Con esto queremos decir que no veas porno a pantalla completa. Reducir la ventana del navegador para que pueda parecer un simple anuncio que nos ha saltado u optar por un reproductor más pequeño como el del móvil o Tablet, será muchísimo más discreto que ponerte el vídeo en full screen. Escojas el dispositivo que escojas, es recomendable reducir el brillo de pantalla para que nuestro rostro no se ilumine y deje entrever que estamos distraídos con un vídeo. Puede que alguien se acerque para cotillear qué estás viendo y, vaya, se quede boquiabierto.

Prepárate una excusa

No importa lo sigiloso que seas, estás en la oficina y en cualquier momento puede acercarse alguien. Una ventana alternativa con alguna búsqueda relacionada con tu trabajo o tener abierto el programa que usas a diario y hacer el cambio de ventana rápidamente, te sacarán del apuro. Aún con esto, es conveniente que no te quedes en blanco y tengas capacidad de reacción para comentar con toda la naturalidad del mundo que estabas haciendo tal o cual cosa.

Keep Calm y finge que trabajas

No puedes estar sentado a la bartola y que se note que no estás haciendo absolutamente nada más que ver un vídeo. Las manos en el teclado, pausar la imagen y fingir que haces una llamada o colocar papeles y anotar algo sobre los mismos mientras los protagonistas de la película lo dan todo, te ayudarán a que parezca que estás haciendo cosas productivas y nada fuera de lo común.

Borra el historial del navegador

Aunque nos hayas hecho caso y utilices un navegador distinto o rebusques entre el porno online en modo incógnito o privado, en ocasiones puede abrirse ese navegador y destapar tu entretenimiento delante de tus compañeros o jefes. No olvides borrar el historial del navegador antes de irte a casa y eliminar manualmente las últimas búsquedas. Si no, puede que cuando teclees en el buscador un ‘you’ el navegador no continúe tu palabra con ‘tube’ sino con ‘porn’. Glups.

Click aquí para cancelar la respuesta.