Los peligros de enviar fotos íntimas desde el móvil

Tu chat de Tinder no para. Las conversaciones con este chico prometen, te sientes muy bien charlando con él, parece muy majo, todo fluye. La cosa poco a poco se pone caliente, parece que hay tema y no solo de conversación.

En un momento dado te vienes arriba y le envías una foto tuya desnudita y él responde con otra suya todavía más hot. Y luego le mandas otra y tú recibes alguna más cada vez con mayor carga erótica.

Pero ese flirteo con fotos sexuales incluidas, frecuente en las aplis de ligoteo o en otras como Snapchat o WhatsApp, te puede salir caro. ¿Qué pasa si esa persona que apenas conoces publica tu foto íntima en algún sitio? Con el calentón no piensas que eso puede suceder, pero es posible.

Sexting: muy popular entre adolescentes
Ese intercambio de imágenes, vídeos o mensajes con contenido sexual explícito, lo que se conoce como sexting, se ha popularizado sobre todo entre los adolescentes, esa etapa de la vida en la que te atreves a todo y cometes las mayores locuras, que de mayor lo piensas y te dices “cómo hice esto yo, estaba fatal de la cabeza”. Y ese es el problema, que tan jóvenes no pensamos en las consecuencias, por ejemplo, ver colgada tu imagen en una web pornográfica. Lo más probable es que te sientas muy mal.

woman with sexting phone in the park

“La generación millennial usa las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea en todo momento y desde cualquier lugar. Forma parte de su día a día y las perciben como plataformas totalmente seguras e inofensivas. De hecho, comparten absolutamente todo: desde estados de ánimo, imágenes de sus viajes e, incluso, selfies personales”, afirma Alfonso Ramírez, director de Kaspersky Lab en España.

Puedes convertirte en objeto de acoso
Aparte de problemas psicológicos (ansiedad, depresión, exclusión social…), los adolescentes que practican el “sexting” pueden convertirse en objeto de acoso por sus compañeros. Según un estudio elaborado por esta compañía de seguridad, el ciberacoso es la mayor preocupación para más de la mitad de los padres españoles.

Pero, además, el sexting puede provocar una sextorsión, es decir, alguien que te extorsiona o chantajea con la amenaza de publicar las imágenes.
Está claro que para evitar cualquier problema, lo mejor es que no intercambies ese tipo de contenidos privados, por mucho que te insistan. Tampoco los publiques en las redes sociales, porque cualquiera los puede usar en tu contra. Incluso tomando estas precauciones, tampoco estás a salvo si te roban o pierdes el teléfono (o te lo hackean, como a las famosas del “celebgate”).

¿Qué hacer si alguien publica tus contenidos íntimos?
¿Cómo debes actuar si alguien publica tus contenidos íntimos? Lo primero es no comentar el vídeo o la imagen para no atraer más la atención. “Independientemente de la plataforma donde se hayan publicado estos contenidos personales, se recomienda ponerse en contacto con el administrador para informarle de que esas imágenes o vídeos fueron publicados sin consentimiento de la persona. En este caso, la plataforma se verá obligada a eliminarlos”, aconseja Ramírez.

Si esto no es suficiente, contacta con un abogado y denuncia el delito en la Policía o Guardia Civil. Como ves, esta técnica de seducción tan excitante puede perjudicarte mucho. Piénsalo antes de darle al botón enviar.

Click aquí para cancelar la respuesta.