Los mejores alimentos para añadir morbo y diversión al sexo con tu pareja

La gastronomía es uno de los placeres que más se acercan al que nos garantiza el sexo. Por eso, la combinación de ambos puede convertirse en una experiencia próxima al éxtasis.

Evidentemente, no todos los alimentos son igual de adecuados para entrar a formar parte de este juego. No hay manera posible de encajar sexo y un cocido madrileño con sus tres vuelcos (al menos, no sin la suficiente imaginación). Por eso, seleccionamos aquí algunos de los productos de consumo habitual que sumarán originalidad a vuestros polvos y aportarán un extra de morbo.

Helado
Una elección menos apropiada en invierno que en verano, pues se trata de saborearlo sobre la piel desnuda. Lo más importante si os decantáis por esta opción es ser consciente de que buena parte del dibujo escapará de ese lienzo improvisado al derretirse. Si te obsesiona el orden y la limpieza, tómate la molestia de colocar toallas o sábanas viejas previamente sobre la cama o en el suelo.

helado

Nata
A ser posible, compradla ya montada y elegid envases con aplicador. Facilitará su distribución sobre los cuerpos de una manera más limpia. Eso sí, la cantidad de azúcar que contiene dejará vuestra piel inevitablemente pegajosa. Una ducha en pareja puede ser la solución perfecta y el final más sensual.

Crema de cacao
Aún más pegajosa, pero con una textura y una consistencia más estable. Un regalo para el sentido del gusto que corre el riesgo de despistar el objetivo principal: incrementar el placer sexual. Una opción descartable si os preocupa la dieta o alguno de los dos sois poco golosos, pero atractiva y motivadora si la utilizáis con medida.

Sushi
Mucho más limpio que los anteriores. Una elección perfecta para quienes prefieren lo salado a lo dulce. Hace un par de años se pusieron de moda los restaurantes que sustituían el plato por la impecable piel de modelos, tanto masculinos como femeninos. Puede que vuestros cuerpos no sean tan perfectos como las de aquellos, pero la confianza mutua resta violencia al bocado.

sushi-2112350_960_720

Frutas
Platano en rodajas, fresas, cerezas o uvas se sitúan entre las favoritas. Su consistencia garantiza un nivel adecuado de limpieza siempre que no os dé por aplastar o restregar, opciones válidas si vuestra intención es convertir la habitación en algo similar a la tomatina de Buñol. Un placer dulce, pero algo menos pegajoso y digestivo.

Champagne
Hay quienes consideran irresistible combinar la fruta con un elemento líquido, a ser posible espumoso. No para beberlo en copa, sino para dejarlo deslizar por la piel en dirección a la boca del contrario. Es recomendable elegir una ruta descendente sin demasiados obstáculos en el camino: una pierna flexionada en dirección a los dedos de los pies, para los más fetichistas; un cuello en dirección al pezón, para los más clásicos.

champagne-1196112_960_720

Hielo
Resulta menos apetecible al gusto, pero con él obtendréis sensaciones incomparables. Notarás cómo la piel de tu pareja se eriza en su recorrido. Su falta de sabor os permitirá centraros más en el contacto de los cuerpos que en el producto. Es limpio y no es necesario planificar su compra, pues la mayoría disponemos de cubitera en nuestro congelador. Una elección perfecta para combatir el calor y respetar la dieta.

Click aquí para cancelar la respuesta.