Lo dicen los científicos: los guapos tienen mejor esperma (diez cosas que no sabías sobre su pene)

Seguro que controlas todo lo que tiene que ver con la vagina pero, ¿qué hay del pene? ¿Lo sabes todo sobre él? Aunque por fuera lo conoces de sobra, por dentro el órgano genital masculino es más fascinante de lo que imaginas. Empecemos por diez lecciones básicas que quizás aún no te habías planteado y que te ayudarán a estrechar lazos con tu amiguito.

1. El pene no es un músculo

No chicos, el pene no es un músculo y por mucho que os empeñéis en ejercitarlo no aumentará su tamaño como un bicep. Al menos, el pene no es un músculo en el sentido en que la mayoría de la gente podría entenderlo. Si así fuera, habría tortazos en las puertas de los gimnasios para conseguir una plaza. Pero a pesar de todo, en el interior del pene encontramos tejidos musculares y en sus zonas aledañas hay músculos que intervienen directamente en procesos como la erección o la eyaculación, por lo que sí es posible ejercitarlos y tonificarlos para conseguir un mayor rendimiento sexual.

2. Fumar puede acortar el pene

Sí, fumar puede hacer que el pene en erección disminuya hasta un centímetro. Las erecciones tienen que ver con un buen flujo de la sangre, y darle al cigarrillo calcifica los vasos sanguíneos, dificultando la circulación eréctil.

3. Los orgasmos masculinos duran menos

El orgasmo del hombre dura seis segundos de media. Las mujeres pueden llegar a los 23 segundos.

4. Y el coito (para ellas) dura más

Investigadores alemanes aseguran que la penetración dura un promedio de dos minutos y 50 segundos. Sin embargo, las mujeres pueden llegar a percibir una duración de cinco minutos y 30 segundos. Es difícil demostrar si eso tiene que ver con la calidad del sexo…

5. El prepucio circuncidado puede ser reconstruido

En quirófano todo es posible. La piel móvil del tronco del pene se retira hacia la punta y en su lugar se pone una cinta. Más tarde, los doctores aplican anillos de plástico, tapones y pesos para conseguir estirar la piel de nuevo. Eso sí, puede llevar años alcanzar una cobertura completa.

6. No, no puedes chupártela

Solo un hombre de cada 400 es lo suficientemente flexible como para darse placer oral a si mismo. Sin embargo, cualquiera apostaría a que la mayoría de esos 400 lo ha intentado alguna vez.

Measurement of a Banana

7. Sólo hay dos tipos de penes

El primer tipo es el que se expande y alarga cuando llega la erección (el ‘grower’). El otro es el que no genera sorpresas, el que es como es y llegado el momento no se hace mucho más grande (el ‘shower’). El 79 por ciento de los hombres son growers y el 21 por ciento showers, según un estudio.

8. El tamaño sí importa

¿De verdad aún creías que no? Pero no es una cuestión de satisfacción sexual (o al menos así nos convencemos cuando no hay de dónde sacar). Resulta que cuanto más largo sea el pene, mejor desplazamiento del semen logrará. A esta conclusión llegaron los investigadores de la Universidad Estatal de Nueva York, que trabajan para encontrar una cura para el cáncer.

9. Los guapos tienen mejor esperma

Eso parece. Y lo dicen unos científicos españoles. Los resultados de un test en el que diferentes mujeres tenían que elegir al hombre más guapo a partir de imágenes de hombres con buen, regular y pésimo esperma, demostraron que ellas (sin conocer esta información) elegían siempre al mejor productor de esperma.

10. Los tíos no usan el cerebro

Al menos para eyacular. Y no lo hacen porque no lo necesitan. Los hombres no tienen que ser conscientes tener una eyaculación. Esa función viene de la médula espinal.

Click aquí para cancelar la respuesta.