Las partes del cuerpo masculino que más ponen a las mujeres

Tanto tiempo juntos y, sin embargo, hombres y mujeres todavía no conseguimos entendernos.  Ni siquiera cuando hablamos de deseo. Tanto es así, que las mujeres seguimos pensando que ellos las prefieren increíblemente delgadas, cuando ellos (y cuando digo ellos, no digo el mundo de la moda) siguen reclamándolas con curvas. Esa es la idea que se desprendió de un estudio realizado por la web Bluebella.com, en el que se hizo un prototipo de la mujer ideal según los hombres  y según las propias mujeres.
Algo parecido ocurre con el cine porno. Los hombres siguen pensando que a las mujeres nos excitan los protagonistas de estas películas sobre todo, porque siguen convencidos de que tenemos obsesión por los penes excesivamente grandes.

Quizás los que tengan este fetiche sean ellos, porque no hay que olvidar que estas películas están pensadas sobre todo para excitar al género masculino, y no al femenino. Que por cierto, se queja de la falta de actores más guapos de cara.

Entonces, ¿qué partes de la anatomía masculina son las que realmente excitan a las mujeres? Una de las pistas las dio un anuncio de un conocido perfume, que protagonizaba el actor Theo James, en el que lejos de mostrar un plano general de su desnudo, ofrecía imágenes sugerentes de diferentes partes de su cuerpo. Nada de bíceps ni abdominales, sino imágenes tan eróticas como una clavícula que queda al descubierto al desabrochar una camisa o una mirada intensa y penetrante.

Handsome muscular bodybuilder posing on gray background. Low key studio shot

Haciendo un balance entre varias mujeres, de diferentes edades, las partes del cuerpo de los hombres en las que ellas más se fijaban, eran, en su mayoría:

los ojos, sobre todo una mirada penetrante

– una espalda ancha, es decir, de hombros anchos

– las manos, sobre todo los dedos.

Si bien éstas aparecen en casi todas las contestaciones, también se mencionan, en general la cara, la altura, una bonita sonrisa, un culo prieto, la clavícula y el cuello.

Indagando un poco más, éstas eran algunas de las respuestas más curiosas:

Nadia: “Más que gustarme algo en concreto, hay cosas que no me gustan nada, como que tengan barriga o estén súper musculados, creo que en general a todas nos gustan más que tengan buena presencia pero una complexión normal, marcadito. Cuando veo al típico que se mata en el gimnasio, más que en tener sexo solo puedo pensar, ¿y este chico dónde se comprará la ropa para que le quepan esos brazos?”.

Susana: “Una de las cosas en las que me fijo, y creo que no le he contado nunca a nadie, es en los ombligos, no en todos los ombligos en general, pero hay algunos que son mi fetiche particular”.

María: “Viendo algunos de los programas de citas, que están ahora en la televisión, no he podido evitar fijarme en que a algunos chicos les falta algún diente o tienen dentaduras horribles. No puede haber algo más antimorbo que eso. Una de las claves para conquistar es una boca y una sonrisa bonita”.

Click aquí para cancelar la respuesta.