Las fantasías sexuales son para el verano

Los meses de verano tienen sus propias reglas. Alguno dice que lo que pasa en julio y agosto se queda en julio y agosto y así se pasan dos meses en plan chocholoco o follarín encamándose a tontas y a locas. Aprovechad, majos, que luego llega septiembre con las rebajas: bajón de líbido y menos tiempo para dedicarle a la caidita de Roma. El verano también es una época propicia para las fantasías sexuales, así que hemos recurrido a nuestro grupo de amigos y conocidos para que, en el marco de una tórrida cena de agosto, nos confesaran con que sueñan en el plano sexual cuando llega el calor.

Pool party y tríos. Jorge, 27. “Hay que fastidiarse, pero el verano ideal para mí tiene más que ver con lo que he mamado en pelis que con la realidad. Por eso, siempre he fantaseado con ir a una de esas fiestas yanquis en las que hay barbacoa, piscina y flamencos rosas hinchables flotando en ellas. Por supuesto, en esta ida de olla acabo haciendo un trío con un par de rubias llamadas Jenny y Amber. Como una peli porno ochentera mala, vamos”.

Surfeando entre el placer. Begoña, 42. “Siempre he fantaseado muchísimo con montármelo con los instructores de surf. Para mí son sinónimo de aventura y de riesgo. Reconozco que este verano, durante mis vacaciones en San Sebastián, he vigilado a algún surfero de lejos y luego, al llegar al apartamento, me he imaginado todo un catálogo de guarreridas sexuales juntos”.

One bride Four grooms

El desconocido del pueblo. Laura, 39 años. “Es lo que yo llamo el síndrome de los niños que vimos Verano Azul de pequeños. Cada vez que llego a un pueblo pequeño a pasar unos días de descanso, me imagino conocer a algún chaval de buen ver local para vivir una pasión desenfrenada. A veces incluso he soñado y tenía la cara de Pancho, no te lo pierdas”.

Los sexy-scouts. Pedro, 33 años. “Tener un pasado como boy scout que me ha marcado un montón me hace a veces pensar en gente con la que viví esa experiencia de pequeños y con la que no he vuelto a coincidir. Me imagino que nos reunimos de mayores y que, en lugar de buscar gamusinos, montamos una orgía. Recuerdo a algún monitor con cuerpo per-fec-to con el que no me importaría volver a coincidir”.

The love boat. Marina, 32 años. “Nunca he ido a un crucero, pero siempre que me lo planteo, comienzo a fantasear con la posibilidad de conocer a algún pasajero que también iría solo –esto no sé si es muy factible, pero bueno- y pasar los 15 días encerrados en el camarote. O quizá conocer a algún pasajero con pareja y seducirle sin que se entere la otra. El caso es darle un poco de alegría a esos barcos, en los que imagino que no hay mucho más que hacer”.

Yo te depilo, corazón mío. Luisa, 37 años. “Cada vez que coincido con algún buenorro depilado por la playa, me da por pensar en que soy yo la que le quito los pelos y acabo, de paso, pasándomelo por la piedra. Te juro que me pongo tan cachonda que tengo que pensar en otra cosa porque si no… Es un poco surrealista y solo me pasa en verano. ¡Menos mal!”.
Toda la playa para mí (y mi orgasmo). Karina, 29 años. “No sé si es que con los años me estoy volviendo muy  individualista, pero, desde hace años, lo que más me apetece es masturbarme a mi bola en la playa. No es una fantasía: ya lo he hecho, aunque hay que esperar a última hora de la tarde y buscar un sitio apartado… No todas las playas valen”.

M-A-D-R-I-D. Pere, 42 años. “A lo mejor es porque soy de fuera, pero a mí una cosa que me pone muchísimo en verano es Madrid. Me da por pensar que el que se queda en agosto es porque está buscando algo. Todos los años pienso en lo mismo y todos los años, la verdad, acabo pillando. Siempre hay algún elemento interesante por ahí…”.

El lago azul. Sofía, 45 años. “Todo esto es por una peli de Brooke Shields de hace mil años. Es llegar el calor e imaginarme yo con nadando en un lago en vete tú a saber dónde pero no con el querubín rubio que salía en la peli, sino con el modelo David Gandy. Ahora que lo pienso, igual tiene más que ver con el anuncio de Dolce & Gabanna en el que sale el pibonazo este”.

Click aquí para cancelar la respuesta.