¿Hombre y bisexual? Estas son las ventajas y desventajas

Dicen que ser hombre y bisexual no siempre es fácil. Algunos piensan que lo que te pasa es que no te atreves a salir del armario, otros piensan que se trata simplemente de una etapa de experimentación y también hay quien dice que las personas bisexuales no pueden ser fieles. Tú, que eres alguien con la mente muy abierta y que disfruta del sexo independientemente del género, reivindicas tu B. Porque, no lo olvidemos, dentro de las siglas LGTB hay una B de bisexual que no debería pasar desapercibida. Sí, los hombres bisexuales existen y estos son los pros y contras de serlo.

Ventaja 1: Tienes más opciones de tener relaciones

Bueno, eso depende, pensarás. Pues sí, tienes toda la razón, pero a lo que nos referimos es a que, siendo bisexual, puedes elegir entre chicos y también entre chicas. Podrás usar todo tipo de aplicaciones de ligoteo para tener relaciones o encontrar el amor: las dedicadas a personas heterosexuales y las dedicadas a personas gays. Y si eres de los que les gusta ligar de forma más tradicional, da igual que salgas por lugares de ambiente o no, porque siempre contarás con público objetivo al que poder tirar la caña.

Ventaja 2: Puedes tener experiencias sexuales muy diversas

Los hombres heterosexuales saben lo que es tener relaciones con mujeres. Por su parte, los gays conocen qué se siente al tener sexo con otros hombres. Y sí, la gran ventaja de las chicos bisexuales es que pueden tener la experiencia de mantener relaciones sexuales con personas del género masculino y del género femenino, porque ambos les atraen. Hacer un trío con un hombre y una mujer es algo de lo que puede disfrutar un chico bisexual. Lo mismo ocurre con las orgías mixtas, que se convierten en una práctica en la que la bisexualidad hace que las posibilidades sean muchas más.

Pride flag and spectator taking pictures with mobile phone

Ventaja 3: Te enamoras de las personas

Aunque pueda sonar a tópico, se trata de una realidad y de una gran ventaja. Que el género de alguien no sea una barrera a la hora de enamorarte es algo de lo que puedes disfrutar siendo bisexual. Como es importante que la persona por la que sientas algo también te atraiga sexualmente, el poder irte a la cama con ella, sea chico o chica, posibilita que tengáis una relación. ¡Que viva el amor!

Ventaja 4: Tus amigos te ven como alguien muy interesante

No es que les resultes exótico. Eres una persona de mente abierta y sin prejuicios. Al haber tenido experiencias tanto heterosexuales como homosexuales, tienes un montón de cosas que contar. Tus amigos te ven como un tipo de lo más interesante y les encanta hablar contigo. ¡La de cosas que aprenden! Como no suelen ser muchos los hombres que dicen claramente que son bisexuales, tú eres alguien al que admiran por tu valentía y por todo lo que les aportas.

Desventaja 1: Creen que estás en el armario

Los hombres bisexuales suelen escuchar mucho ese falso mito que dice que en realidad son gays que no se atreven a salir del armario. Nada más lejos de la realidad. Sin embargo, los que suelen pensar de forma tan errónea creen que la bisexualidad simplemente es un pretexto. Piensan que algunos se escudan en decir que les gustan tanto los hombres como las mujeres para no mojarse.

Desventaja 2: Dicen que lo tuyo es una etapa

Uno de los principales inconvenientes para muchos hombres bisexuales es el escepticismo de algunas personas que piensan que lo tuyo solo es una etapa. Algunos creen que simplemente estás experimentando y que lo de sentirte atraído por gente de tu mismo sexo es parte de una aventura, fruto de la edad, y que volverás a decir que eres heterosexual cuando hayas probado todo. Te dicen que estás confundido y que realmente no sabes lo que quieres, pero se equivocan porque lo tienes muy claro.

Desventaja 3: Piensan que no vas a ser fiel

En las relaciones de pareja puede aparecer la desconfianza o los celos. Los chicos creen que les van a dejar por una chica y ellas piensan que las van a cambiar por un hombre. Esto se produce a causa de los falsos mitos y las etiquetas. Tus parejas acaban pensando que les vas a ser infiel para buscar fuera algo que solo te puede dar el sexo contrario al suyo.

Desventaja 4: Te preguntan si te gustan más los chicos o las chicas

Ante la cuestión de qué género te pone más, siempre contestas que te gustan por igual chicos y chicas. Te preguntan por porcentajes y te quedas a cuadros, porque es como si, por ejemplo, te hicieran evaluar si te gusta más la pizza o la hamburguesa. Las dos cosas te gustan, pero no te planteas cuál más y cuál menos. Depende del momento y del menú.

Que la bisexualidad masculina sea más visible es muy importante para acabar con falsos mitos y normalizar esta opción sexual que, aunque aún hoy haya quien la cuestione, existe. Los bisexuales tienen su propia bandera, las cosas muy claras y, recordemos, también forman parte del colectivo LGTB. No nos olvidemos de la B.

Click aquí para cancelar la respuesta.