Guía para ligar en un festival de música

Low Festival, Arenal Sound, Contempopránea, Sonorama… hay un boom de los festivales de música en España y, la verdad, tendemos a pensar que son disneylandias del amor en las que es llegar y triunfar. Y, sí, es cierto que hay muchos factores a favor: la música, al euforia, los estimulantes… pero no es menos verdad de la buena que también hay que tener en cuenta una serie de cosas que pueden arruinar tu polvo festivalero.

Aquí van 10 tips que deberías tener en cuenta para que la cosa salga bien. Bueno, o no demasiado mal.

La tienda no es una habitación de un hotel. Te pusiste a mirar hoteles en el último minuto para el Arenal Sound y, claro, ya no quedaba ni una mísera habitación. Te toca acampar. Pues una cosa te decimos, en nombre de tus vecinos de tienda: cómo montes el espectáculo con gritos como de película de Saw o moviendo la lona como si dentro esté Godzilla, vais a ser la comidilla del festi. Y cuando salgáis, tendréis a una multitud aplaudiendo vuestras proezas sexuales. Glups.

Llévate condones. Seas chico, chica o animal de compañía. Imagínate que son las seis, se han acabado los djs y ya tienes ganas de pasar a otra cosa. ¿De verdad crees que vas a tener a un amable voluntario ofreciéndote preservativos por tu cara bonita?, ¿o que hay una máquina al lado del puesto de kebabs? Como no los hayas llevado de casa, vas a tener que hacerlo a pelo. Y no es muy buena idea, ¿verdad? Ya sea tu pareja de toda la vida o un/una beautiful stranger.

Al aire libre siempre es mejor. Si hay algo que hace que el sexo en los festivales sea mejor que en otros lugares es la posibilidad de follar al aire libre. Piénsalo: te pasas el año de esquina a esquina de la cama y el emplazamiento privilegiado de alguno de los festivales hace posible acabar fornicando en un verde prado, en una playa paradisiaca o en cualquier otro emplazamiento natural de esos que suben la libido.

¡Levanta del suelo! Un consejo: el suelo de un festival es, en términos de confort, el 90%. No es lo mismo una agradable pradera en la que yacer que un suelo lleno de gravilla y arena del que acabarás emergiendo como un zombi de The Walking Dead tras restregarte con otra persona. Así que piénsalo dos veces.

Tentertainment music festival

El alcohol y las drogas no ayudan. Aunque te parezca que ese joven está perfectamente preparado para una satisfactoria sesión de sexo, no te engañes: las docenas de cervezas y el resto de sustancias que tiene en el cuerpo han hecho mella en su capacidad de rendir como es debido. Sí, sabemos que el muchacho tiene mucha ilusión y afán de superación pero, créenos, no va a funcionar. Lo que nos lleva a que en un festival…

…no esperes el polvo de tu vida. Sí, ya sabemos que Belle & Sebastian están dándolo todo en el escenario y que tú tienes la ilusión de tener un encuentro sexual en la tercera fase, lleno de magia, fuegos artificiales y efectos especiales nivel Star Wars, pero, recuerda: los festivales pasan factura.

En los baños, ¿depende? Una de las preguntas más comunes que se hacen los festivaleros a punto de ensamblarse es, ¿y si utilizamos un baño? Bueno, la experiencia nos dice que han mejorado mucho en los últimos años y que, a primera hora, pueden ser un espacio recoleto y privado para tener un mete-saca rapidito. Nada más y nada menos.

En el after, quema los últimos cartuchos. Si no te trajiste pareja de casa y no has sido capaz de pillar cacho durante las 12 horas de festival, aún te queda una última bala: el after del festival, que lo mismo tiene lugar en una nave industrial, en un parking o una cafetería del pueblo. Eso sí, aviso para navegantes: allí está lo mejor de cada casa así que sabes a lo que vas…

No lo hagas en público. No. Bajo ningún concepto. En un festival, todo el mundo tiene el móvil en la mano y están dispuestos a grabar lo que sea, desde un hit de Tame Impala al polvo de dos desconocidos a los que se les ha ido la cabeza así que, ojito.
 
Todo lo que no da morbo, es un estorbo. Esta gran frase de Almodóvar nos sirve para cerrar este artículo. Sí, follar en un festival es un incordio, puede salir mal, es complicado llegar al orgasmo y es posible que te deje secuelas físicas, pero piensa en lo excitante, arriesgado y molón del plan. Eso lo compensa todo. O casi.

Click aquí para cancelar la respuesta.