Guía para comportarte en un cuarto oscuro

Aparecieron por primera vez en EEUU en los años 60 y, aunque a día de hoy son bastante frecuentes en nuestro país, no todo el mundo sabe qué son los cuartos oscuros gays o darkrooms. En estas salas con muy poca o ninguna iluminación que tienen algunas discotecas y bares gays, los clientes pueden tener encuentros sexuales con desconocidos de forma anónima. Algunos entran una vez para vivir la experiencia, otros repiten y hay personas que los frecuentan con asiduidad. Sexo en pareja, tríos e incluso orgías, en el cuarto oscuro puedes encontrar de todo. Si eres nuevo y nunca has entrado pero te pica la curiosidad, ten en cuenta esta guía para saber cómo comportarte si te atreves a probar.

No entres a cotillear. Aunque te pueda parecer un sitio que se presta a ello, el cuarto oscuro no es como el rellano de tu escalera. No entres para husmear ni a intentar ver a algún vecino o conocido. Tampoco es un parque de atracciones ni un zoológico, así que no debes pasar a curiosear ni a observar qué hace la gente. Las tertulias en la penumbra pueden ser algo muy interesante, pero este no es el lugar más adecuado. El cuarto oscuro está habilitado para que la gente pueda tener sexo y vivir sus experiencias más íntimas. No estropees el ambiente entrando con tus amigos a charlar o a observar qué hacen los demás.

light bulbs glow

Como verás muy poco, tendrás que guiarte por tu instinto. Ya que la vista no dará mucho de sí, tendrás que agudizar otros tus sentidos como son el oído, el tacto e incluso el olfato. Gemidos, olor a sexo y sudor, manos que palpan… Todos estos factores te guiarán por el cuarto oscuro. Solo tendrás que dejarte llevar. El ruido de las cremalleras que se abren y de pantalones que se bajan, bocas que se besan, labios succionando… Son sonidos que harán que te excites conforme vayas recorriendo el pasillo.

Sé discreto. No vayas alumbrando con la linterna de tu teléfono móvil. La gracia del cuarto oscuro es precisamente esa… que está oscuro. Hay algunos sin ninguna iluminación y otros que cuentan con televisiones y una luz muy tenue. Mucha gente quiere mantenerse en el anonimato, así que sé discreto y no ilumines la cara de nadie ni grites su nombre en voz alta aunque le hayas reconocido aun estando sin luz. Algunas personas que no han salido del armario aprovechan la privacidad que les dan los cuartos oscuros para tener relaciones sexuales con otros hombres. En los cuartos oscuros no hay mucha conversación y suelen ir directos al grano.

Si te hacen la cobra, asúmelo. El cuarto oscuro es un lugar al que la gente va a tener sexo, pero eso no significa que tengan que hacerlo con el primero que entre. Lo principal es el respeto. Si pasas al cuarto oscuro debes tener en cuenta que no todo el mundo tiene por qué querer tener sexo contigo o con cualquier otro. Si te dicen que no, es que no. No insistas. Ya sea a alguien que está solo, una pareja o un grupo que esté practicando sexo…, si les entras, empiezas a tocar y te dicen que no, respeta su decisión… ¡y a otra cosa!

No tires la copa. ¿Eres de los despistados que en la discoteca va tirando la copa por todas partes? Si entras con alguna bebida al cuarto oscuro ten cuidado para no ir derramando el líquido por el suelo o encima de la gente. Ten en cuenta que no hay luz, así que tendrás que estar más atento para no tirar nada! Ya bastantes líquidos habrá derramados por el suelo como para que se les sume el de tu copa. ¡Menudo pringue!

No fumes.  Los cuartos oscuros son espacios cerrados y la ventilación no es muy grande. Del mismo modo que no puedes fumar en la discoteca o bar, no aproveches el cuarto oscuro para hacerlo ya que, aparte de estar prohibido, puedes crear un ambiente incómodo y cargado e incomodar a la gente que está teniendo relaciones sexuales en el interior. Y claro, al estar todo apagado también resulta peligroso que vayas con el cigarrillo a oscuras… ¡podrías quemar a alguien sin querer!

Usa siempre protección. Estar a oscuras no va a protegerte de las enfermedades de transmisión sexual. Utiliza condón, ya que, si ni siquiera sabes el nombre de las personas con las que vas a tener sexo, mucho menos conoces su historial sobre ETS. Si no lo harías sin condón fuera del cuarto oscuro, ¿por qué  vas a hacerlo dentro? Pásalo bien pero con cabeza. ¡No lo hagas a pelo!

Ya sabes cómo funcionan los cuartos oscuros, lugares que te permiten hacer cruising en una zona cerrada habilitada para ello, con más intimidad y comodidad e idónea para los que han salido de fiesta o simplemente a tomar algo. A muchos les excita la sensación de no saber exactamente con quién están, dejar volar la imaginación, sentir y dejarse llevar. Si vas a probar por primera vez, infórmate antes para que el sitio al que vayas cuente con un ambiente cómodo y limpio. ¡Apaga la luz y enciende tus sentidos!

Click aquí para cancelar la respuesta.