Guía no científica para ligar en Blablacar

El CEO en España de Blabacar ha recibido varias invitaciones de boda de usuarios. Vamos, que el amor ha surgido esta red social sobre ruedas. Pero también el desamor. E incluso el odio visceral al ser humano.

Para el que no la conozca, Blablacar es una web con aplicación móvil en la que buscas o encuentras gente con la que compartir coche, viaje y gastos. Es decir, la aplicación con la que sueña cualquier ser humano que tiene que hacer un viaje de última hora o en viaje con el menor coste posible. Y en la que, como os decía, puede brotar el odio visceral al ser humano.

Todos los que hemos viajado en BlaBlacar sabemos que la experiencia no siempre es placentera. Tras el primer intercambio de palabras puedes divisar la tragedia, como cuando llega un tsunami y el agua de las playas se retira hacia dentro. Porque no te gusta ni apetece socializar con extraños que no comparten tu gusto musical, que te rozan las pantorrillas,  y con los que no tienes escapatoria al menos hasta la parada para ir al baño en Ponferrada. O porque, en definitiva, quieres dormir. Castilla se te hace más ancha que nunca. Te sientes como un protagonista de Saw. Tu zona lumbar se viene abajo. Tienes el número de emergencias en favoritos del móvil.

Pero no pocas veces también surge el flechazo. O al menos surge el flechazo en uno de los dos, que la reciprocidad es tan escasa estos días como senadores trabajando un domingo. Así que, ¿cómo lograr que tu compañero o compañera de viaje te devuelva el interés mostrado?

A group of friends driving in a car together

1-Descarta las frases hechas. Inicia una conversación interesante.
“Pues el otro día pasé por Burgo de Osma y tienen la gasolina a 1,148 euros. Qué fuerte, ¿eh?”

2-Eh, no. Vuelve a intentarlo. Recuerda no forzar el ser gracioso si no eres gracioso o graciosa. Recuerda que no tenéis confianza.
“Así que eres de Granada. Jajajaja, como la fruta.
Así que eres gallego. ¿Y suuubes o baaajas? Es que habláis cantando.
Así que eres catalana. ¿Tú también quieres romper España?
Así que eres de Sevilla. ¿Qué os pasa en esa ciudad con las sillas? Jejeje”.

3-Madre del amor hermoso, no sigas. Céntrate en sus aficiones. Si suena un grupo en la radio pregúntale si les has visto en directo. Pregúntale si ha visto Strangers Things (no queda nadie en España que no haya visto Strangers Things). Aprovecha las opciones que te brinda el paisaje o la cambiante metereología.  O, que sé yo, pregúntale sobre conducir.
Conduces muy bien para ser mujer.

4-Enhorabuena, toma, tu diploma acreditativo de cuñado. Venga, háblale de coches sin pretensiones. “Este modelo de coche ha salido mal de motor. ¿Cómo decidiste comprarlo? Te engañaron un poco, eh. A mí es que me gustan mucho los coches. Tengo un audi A6 al que trato mejor que a mi novia”.

5-Realmente terrible. Evita también hacer bromas sobre su conducción. Ten en cuenta que llegar a tu destino está en sus manos, y bueno, también tu vida.

6-Hablando de vida, no le cuentes detalles vitales innecesarios. Reserva información para una segunda cita o el viaje de vuelta.
“Pues yo vivo en Madrid desde hace tres años. Me vine con mi última pareja. Pero nos estancamos y lo terminamos dejando así que ahora vivo solo. Es que mira, ya ni siquiera manteníamos relaciones sexuales. Y eso que le compré consoladores por cuando hicimos tres años”.

7-Adereza el viaje con comida o bebida (no alcohólica por razones obvias). Si la comida es casera es buen momento para hablar sobre gastronomía o para despotricar sobre el periodo prehistórico al que pertenece la tortilla de patatas de la barra de ese bar de carretera.

8-Compra un CD de Camela en el área de servicio. Es imposible no venirse arriba con eso.

9- Si os dejáis llevar por la pasión durante el viaje, evitad los baños de algunas áreas de servicio. En muchas el detector de fluidos de CSI se autodestruiría.

10-Si no os dejáis llevar por la pasión durante el viaje, recuerda que tienes su número de teléfono porque habéis hablado para acordar de dónde salís, no para que le molestes a posteriori. Si ves que hay alguna opción pregúntale al terminar el viaje si le importaría que le escribieses.

11-Y lo más importante. Si os para la Guardia Civil para un control, no te des a la fuga.

Click aquí para cancelar la respuesta.