Fui a un taller de sexo oral y masturbación y esto es lo que pasó

“Somos analfabetos sexuales, solo nos enseñan cosas sobre Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) y embarazo no deseado”, se queja la sexóloga María Esclapez (en la imagen, con un plátano), nada más empezar el taller de sexo oral y masturbación que el pasado sábado impartió en Lys Erotic Store en San Sebastián de los Reyes (Madrid). La experta, que sueña con que un día la educación sexual se imparta como asignatura en el colegio, dejó claro desde el principio que en el sexo no hay nada extraño, todo es muy personal y el límite solo está cuando no invades la libertad de otro.

Una iluminación cálida, cómodos sofás, una copita de champán, galletitas, una mesa llena de dildos y lubricantes, unas alumnas en modo “open mind”… todo invitaba a pasar una tarde de “amigas”. Es más, dos de ellas, con alrededor de 30 años, lo eran, vinieron juntas a aprender más de sexo. El resto, de entre 22 y 54 años, por supuesto también, la mayoría con el fin de mejorar la relación con sus parejas, un tanto deterioradas por motivos diferentes.

Para crear ese ambiente tan agradable y distendido, nada mejor que comenzar con una pequeña presentación en la que cada una contaba algo íntimo de sí misma, siempre de forma voluntaria, si alguien no quiere, no pasa nada. “Lo que más me gusta hacer a mi chico es chupársela”, “Mi fantasía siempre ha sido hacer un trío”, “Me masturbo una o dos veces al mes” o “El sitio más raro donde lo he hecho fue en un estadio de fútbol, de mi pueblo y vacío, que quede claro” fueron algunas de las respuestas.

Pasado el momento-conexión-chicas, primera lección: “La felación y masturbación perfectas no existen. No hay fórmulas mágicas”. Porque lo que funciona con una persona, puede no funcionar con otra. Es básico conocer la anatomía del hombre para saber en qué terreno estás trabajando. “Si no sabes dónde está el perineo, difícilmente vas a poder aplicar una técnica que estimule esta zona”, explicó la sexóloga. Otra cosa que aprendimos: el semen y el pis salen por el mismo conducto, la uretra. Vamos, que si te tragas una corrida, tal vez estés ingiriendo orina también.

taller-sexo-700

Antes de pasar a la práctica, Esclapez dio algunos consejos de prevención. El básico: en el sexo oral siempre debe utilizarse preservativo, por la posibilidad de contagio de una ETS. Solo si tienes una pareja estable (de un año como mínimo) y te ha mostrado unos análisis de ETS negativos, se puede prescindir del condón.

Llegó el momento que más estábamos esperando, el de las técnicas para hacer una felación y masturbar a un hombre. Todas con un dildo en la mano, la sexóloga iba escenificando los movimientos y las alumnas reproduciéndolos sin pudor. “Para la masturbación siempre se debe utilizar lubricante. Tenéis que dejar la muñeca suelta y moverla como si fuera una ola”, apunta. Que si para arriba, para abajo o como si tocaras la filarmónica, que si no debes olvidarte de los testículos y el perineo y de utilizar las dos manos, que si el 69 y el 96… Casi que no daba tiempo a asimilar tal cantidad de información, ¡cuántas técnicas existen!

La última, la técnica para hacer lo que se conoce en el sexo oral como garganta profunda. El truco es “tragar y respirar al mismo tiempo”. Para ello, entrenas con un dildo de esta manera: lo introduces en la boca, aguantas la respiración 5 segundos, respiras por la nariz y sacas el dildo de la boca. “Esta técnica parece muy difícil al decirla, pero es muy fácil hacerla”, animaba Esclapez. Mientras, yo pensaba justo lo contrario: “Sí, sí, eso es muy fácil decirlo y muy difícil hacerlo”. Pero lo que sí resultó fácil de verdad es poner un preservativo con la boca:

-Colocas el depósito del preservativo entre los dientes y el labio superior

-Pones la boca sobre el glande (como si utilizáramos las manos)

-Con los labios, empujas y desenroscas hacia abajo hasta cubrir todo el pene

-A todo esto le sumas sensualidad: les encanta que les mires y las caricias eróticas.

Aparte de entrenar las técnicas, también es fundamental comunicarte para saber qué le gusta y qué no. Pero esto es solo una pequeña parte de todo lo que aprendimos. Si queréis asistir a un taller de sexo, podéis apuntaros a través de la web de Lys Erotic Store. Todo los meses habrá uno. El próximo, el 17 de diciembre, en Las Rozas.

Click aquí para cancelar la respuesta.