Flujo vaginal: las señales que deben preocuparte

El flujo vaginal es el líquido, secreción o moco, que sale de la vagina. Es algo totalmente normal y que además ayuda a mantener nuestros genitales sanos. Hay que saber además, el flujo vaginal normal puede variar, tanto en coloración como en textura (más acuoso a más espeso). La cantidad también varía, dependiendo del momento del ciclo en el que te encuentres. Evidentemente, conocemos nuestro flujo y eso nos hace pensar que es “normal”, pero a veces las variaciones pueden ser síntoma de un problema. ¿Cuándo debes preocuparte? Hablamos con Antonio Gosálvez, ginecólogo de la clínica Quirón Salud de Madrid.

Lo primero que hay que decir es qué es un flujo “normal”, porque claro está, una mujer no ha ido comparándolo con otra para saber que todo está en perfectas condiciones: “Es normal tener variaciones de flujo durante el ciclo. Por ejemplo, al acabar la regla pasas de un flujo color marrón y más bien seco, a una mayor humedad vaginal”, comenta el doctor. “A partir del día 8/9 se puede notar también la salida de moco cervical, de aspecto similar a clara de huevo. No huele y también es perfectamente normal”, añade.

Los cambios no tienen por qué indicar que algo va mal

A partir de los días 14/15 del ciclo, el flujo vuelve a cambiar, hasta que se llega al momento pre menstrual. “Todo esto es normal y es flujo sano”, comenta el ginecólogo. Entonces, ¿cuándo preocuparse? ¿Qué señales nos indican de que algo va mal?

gesture of grief over vagina

“Por ejemplo, los cambios en el olor. Que pase a oler como a pescado descompuesto, que sea un olor penetrante, que no te quitas de encima. Esto puede ser síntoma de una vaginosis, es una infección banal pero que conviene tratar, no solo para que la mujer se sienta mejor (que deje de tener la impresión de que todo el mundo lo huele) y porque, si está embarazada, puede favorecer la rotura de la bolsa amniótica”, comenta Gosálvez.

Otro cambio que nos indica que algo va mal: si aparece picor. “Y nos referimos a flujo con picor, no a picor perianal. Esto puede ser una vulvo vaginitis. ¿Qué la provoca? Los hongos (una mujer tiene entre 8 y 10 infecciones por hongos a lo largo de su vida. No son infecciones externas, no se han contagiado en ningún sitio. Sino que se dan por cualquier modificación en su flora: por demasiada higiene, por toma de antibióticos, etc”, explica. Este flujo, que es uno de los problemas más comunes entre mujeres, tiene aspecto de miga de pan, de requesón, y la infección necesita de tratamiento de antibióticos. O sea que si aparece, debes acudir al médico.

“Aunque suele ser por causas internas de la mujer, también puede darse porque te hayan pegado un parásito vía relaciones sexuales sin protección”, comenta Gosálvez. Otro tipo de flujo que indica que hay un problema es uno que se detecta básicamente por el olor: “Es un olor muy maloliente, como a podrido. Si eso coincide con días de regla o posteriores pueda ser porque te hayas dejado un tampón puesto”. ¿Conviene ir a urgencias a que te lo quiten? “Creo que cualquier mujer si se pone en cuclillas puede encontrarlo, si no, al médico”, finaliza.

Click aquí para cancelar la respuesta.