Estrías en el pecho, ¿qué puedes hacer?

Junto con la celulitis, las estrías son el otro gran caballo de batalla de las mujeres: quien más quien menos, las tiene: en la cara interna de los muslos, en el pecho, en los glúteos, en los brazos… Son bastante anti estéticas, lo que hace que la gran parte de las féminas se plantee básicamente dos cuestiones:¿qué se puede hacer una vez que aparecen? ¿Hay alguna forma de prevenirlas?

Empecemos por el principio: las estrías son cicatrices planas que aparecen cuando la piel sufre un estiramiento brusco, que puede ser debido a cambios bruscos en el peso (obesidad), embarazo pero también por la acción de algunas hormonas, como la cortisona, o fármacos, que aumenten la fragilidad de la piel. Hay dos estadios: cuando están rojas es que son recientes y están en fase de cicatrización. Después están las blancas, que son más antiguas. Como imaginarás, las primeras son mucho más fácil de corregir que las segundas: cuando están rojas se puede prácticamente conseguir que desaparezcan, no así una vez cicatrizadas que además, requerirán de un tratamiento más agresivo.

Afectan a todas las mujeres (2,5 veces más a ellas que a los hombres) y se da principalmente durante la adolescencia, en el caso del pecho, la fase de crecimiento brusco de las mamas. Y además, le saldrán más fácilmente a las chicas que hagan un desarrollo mamario más brusco o que tengan un mayor volumen final de pecho. Y por supuesto, aparecen cuando  hay cambios en el peso corporal, como durante el embarazo. Además, hay personas que tienen especial predispoción a tenerlas.

Female breast mammal

¿Se puede prevenir su aparición? Se puede y te decimos cómo:

– Por un lado, intentado evitar los cambios bruscos de peso, eso lo primero.

– Después, con una buena hidratación: tanto por dentro (abusando del agua) como por fuera: es muy importante también hidratarse la piel.

– Se debe tener una alimentación equilibrada, rica en proteínas y vitaminas para mantener la elasticidad de la piel.

– Conviene también realizar ejercicio de forma regular.

– Y si se tiene que tomar alguna medicación que favorezca su aparición, consultarlo con el médico.

Pero una vez que las tienes, ¿qué puedes hacer?

Hay que decir que no llegan a eliminarse del todo una vez establecidas, pero pueden disimularse bastante, hasta el punto de que casi no se vean, sobre todo si se tratan en fases iniciales (cuando están rojas). En este caso, hay distintos productos que vienen bien:

– El ácido retinoico: es uno de los más eficaces con las estrías rojas.

– Laser decolorante.

Cosméticos: por ejemplo, el aceite de rosa mosqueta, la centella asiática, el ácido glicólico, entre otros. Los aceites hidratantes como el de almendra también vienen bien, el de onagra también resulta fabuloso y la vitamina A y sus derivados, como el retinol. También es útil el ácido hialurónico y las vitaminas B y C, que estimulan la producción de colágeno.

En el caso de estrías blancas que son mucho más difíciles de eliminar, el lactato amónico, por ejemplo, puede ayudar. Y el resto ya serían tratamientos más agresivos, de corte estético, como la dermoabrasión, los peelings médicos, el láser, la mesoterapia (infiltración en la piel de sustancias que la regeneran), etc. algunos especialistas también recomiendan los parches transdérmicos, que favorecen la acción y penetración de los principios activos.

Click aquí para cancelar la respuesta.