¿Estrés en el trabajo? Haz un break para masturbarte

Todos los años sucede igual. Aunque hayas estado un mes de vacaciones siempre se hace corto. Cuando vuelves a tu casa, solo pensar en la rentrée ya te resulta estresante. Y no digamos una vez que empiezas a trabajar, a los tres días te sientes como si llevaras todo el verano currando. Y vuelves a caer en las garras del estrés y la ansiedad. Pero tenemos la solución para tanta tensión laboral: hacer una parada técnica para masturbarte.

Sí, aunque pueda sonar un poco raro, es una recomendación de los expertos. Precisamente porque practicar el onanismo libera el estrés que llevas dentro. Eso dice la ciencia. Ayuda, según los expertos, por una reacción bioquímica: con el orgasmo nuestro cuerpo libera oxitocina y dopamina, que tienen un efecto calmante y relajante. Entre reunión y reunión, durante el descanso a media mañana, después de comer antes de echar una siestecita… cualquier momento de la jornada laboral es bueno.

Playful male left hand touching his panties under blue jeans

Y si pensabas que esto de masturbarse en la oficina es para gente rarita, estás equivocado, lo hace mucha más de la que piensas. Una encuesta de la guía de ocio Time Out New York reveló que un 39 % de sus lectores se tomaban un paréntesis de autoplacer para aliviar el estrés en el trabajo.

Pero todo en su justa medida, claro, tampoco debes pasarte. Si cada vez que te sientes estresado en el curro vas y te masturbas, puedes acabar desarrollando una dependencia que no es precisamente la mejor solución para tratar el estrés. Aunque estamos seguros de que a muchos de vosotros repetir no va a suponer ningún problema, sino todo lo contrario. Hay que reconocer que es mucho más saludable relajarse así que fumando un cigarrillo.

Eso sí, siempre que se ejecute en un baño o en una zona cerrada u oculta a los ojos de los compañeros para no resultar ofensivo ni molestar. Si alguien se masturba con el riesgo de ser pillado, es una conducta inapropiada y tal vez señal de algún comportamiento psicológico que necesariamente debe ser tratado por un especialista. Incluso practicándolo en la intimidad y sin molestar al compañero, dudo mucho que por ahora se implante en los espacios de trabajo aunque redundara en una mayor productividad. Todavía se ve como un tema tabú.

Hay a quien este comportamiento le ha costado el puesto de trabajo. El año pasado, una cámara oculta en el despacho de un ministro, llamado Enock Ruberangabo Sebineza (54 años), de la República Democrática del Congo (RDC) grabó ese momento de relax. El vídeo se hizo viral y fue tal el escándalo que fue fulminantemente destituido.

Algunos ya han visto claramente las ventajas del sexo durante la jornada laboral y lo llevan al extremo, como el concejal de la ciudad sueca de Overtornea, un adelantado o visionario en estos tiempos, que propuso una pausa de una hora remunerada para copular con la pareja (por ser bueno para la salud propia y la relación en sí). Propuesta que, como la de hacer una parada para masturbarse, apoyamos y reivindicamos en El Sextante.

Click aquí para cancelar la respuesta.