Estos son los beneficios del sexo durante la regla

Históricamente la regla ha estado asociada a la impureza. Distintas religiones y culturas se han encargado de hacernos creer que la mujer es impura, está manchada, contaminada y que por lo tanto contamina al hombre si la toca en esos días. Aun hoy existen culturas en las que la mujer que menstrua es apartada y cualquier interacción con ella es castigado duramente por la ley.

Sin entrar en algo tan radical, seguramente vosotras mismas habréis escuchado viejos mitos cimentados en la ignorancia: si tocas una planta muere, batir mayonesa estando con la regla la corta, o que no es conveniente lavarse la cabeza o bañarse, ni muchísimo menos teñirte el pelo.

Muchas mujeres aún hoy en día se sienten avergonzadas o sucias cuando están con la regla y eso las lleva a “apartarse” voluntariamente de tener relaciones sexuales, incluso aún cuando sientan un alto deseo esos días.

Biológicamente no existe ninguna contraindicación para tener sexo. La realidad es que tener relaciones sexuales durante la menstruación aporta beneficios para nuestra salud. Sé que me estáis leyendo y pensáis en todos los síntomas físicos que nos suceden esos días: se hincha el abdomen, duelen los pechos y están mucho más sensibles, duelen las piernas,  los riñones, a veces se revuelve el estómago, o se tiene más o menos apetito.

Menstrual pads with red glitter on colored background

A veces suceden algunas de esas cosas, o incluso todas y que no es cómodo, pero tener sexo durante esos días, no sólo puede ser muy placentero sino que además os ayuda a aliviar todos esos síntomas. El mejor ibuprofeno para los dolores menstruales es un buen orgasmo.

El exceso de sensibilidad provoca sentir mucho más todos los previos; en cuanto entréis en la dinámica, notaréis como sube hasta el nivel de excitación. No es nada extraño, estar ya de por sí, muy excitada en esos días, y los previos, incluso más de lo habitual, no todo va a ser comer chocolate o helado.

Aumenta la humedad en el interior de la vagina, lo que favorece la lubricación con lo cual la penetración es muy placentera.

Los orgasmos son más intensos. Un orgasmo produce contracciones en el útero, reduce los dolores de espalda debido a la vaso-congestión y también la tensión abdominal y la hinchazón, y alivia el famoso dolor de cabeza o las jaquecas menstruales que muchas de nosotras sufrimos.

Experimentar este tipo de relaciones mejora la confianza, no sólo en ti misma, que te reconcilias con tu cuerpo y con algo que forma parte de tu naturaleza, sino con tu pareja. Por no hablar de la comunicación, poder tener sexo sin mirar el calendario es muy relajante.

Conviene recordar que la menstruación no te exime de contraer una enfermedad de transmisión sexual y que incluso se puede ser más propensa debido a la bajada de defensas que nuestro cuerpo experimenta. Aunque las probabilidades de embarazo son muy bajas por el momento del ciclo, tampoco es un método anticonceptivo que lo evite al cien por cien. Por lo tanto, lo ideal, es mantener las mismas precauciones que use utilicen siempre.

Busca una toalla o lo que necesites para sentirte cómoda si te preocupa manchar las sábanas, usa una luz tenue, habla con tu pareja y si os apetece, hacedlo. Será diferente, tomadlo como una aventura, os aseguro que no os arrepentiréis.

Y sobre todo recordad: no “estáis malas”, sólo menstruáis, es natural, forma parte de nosotras y de nuestra sexualidad.

Click aquí para cancelar la respuesta.