Estos son los 7 trucos (uno por día) para que la química perdure en tu relación

Nada más conoceros sentisteis una fuerte atracción y/o tensión sexual, y todo era buen rollo, todo fluía con una sensación permanente de euforia. Enseguida supisteis que estabais destinados a estar juntos. Enseguida os disteis cuenta de que había química entre los dos. Sin embargo, esa magia en la que los dos sentís que estáis en la misma onda, que siempre estáis a gusto, se puede haber enfriado a medida que la relación evoluciona y la rutina os engulle irremediablemente.

Con esa base inicial tan sólida no os será difícil mantener esa llama, pero nunca está de más cuidar día a día a la pareja para que esa chispa nunca se apague y todo fluya como al principio de la relación. Sí, con voluntad por parte de los dos, se puede mantener la química. Te contamos cómo:

1-No escatimes en afecto (a diario). El poder del tacto en todas sus formas (besos, abrazos, caricias, ir cogidos de la mano, tocamientos…) os une no solo en el plano amoroso, también incluso logra un efecto terapéutico. Si tienes un mal día, todo se ve mejor con alguien a tu lado a quien sientes muy cerca. Prueba a practicarlo todos los días, junto con otras actitudes positivas y maravillosas que capturan el corazón, y comprobarás lo bien que funciona.

2- Estar atento a las necesidades del otro. Este es otro de los secretos para mantener la conexión. Es más, si cada uno va a su bola, -lo cual no significa que no tengáis independencia, que también es necesaria- e ignoráis vuestras necesidades, la relación se deteriora. Y no te olvides de felicitar sus logros.

Find your passion motivation phrase handwriting on label with
3-Ponte en modo seductor. Y no nos referimos solo a cuidarte físicamente para verte y que te vea sexi, que siempre ayuda con la química (especialmente la sexual). También consiste en seducir con los más lúcidos pensamientos, ocurrencias geniales, comentarios divertidos y acciones de amor varias. Dile algo bonito todos los días.

4-Cuida los pequeños detalles. Escríbele notas de amor (sexis) y déjalas adheridas a la nevera o cualquier lugar de la casa y que se las encuentre cuando menos se lo espera (al abrir un cajón, debajo de la almohada, en su bolso…). Regálale un ramo de flores, dile un piropo, prepara un desayuno especial… Todo lo que se ocurra para que tenga claro que eres la única y más importante persona en su vida.

5-Rompe la rutina. ¡Sorpresa! De vez en cuando, organiza y planifica una cena en un restaurante chulo, una escapada romántica, un encuentro con amigos… algo que sepas que le va a gustar a tu pareja. Conquistarás su corazón a la enésima potencia. Y si no os podéis permitir esto, simplemente monta en casa un momento especial preparando, de forma inesperada, unos cócteles o una cena rica rica.

6-Planes íntimos. El día a día no os deja tiempo para nada, solo veros un rato al final de la jornada cuando ya estáis súper agotados. Pero marcaros como prioridad buscar momentos para tener sexo, para echar un polvo rápido o hacer el amor hasta el amanecer. Y, por supuesto, tratad de satisfaceros mutuamente (si estáis un poco perdidos o buscáis ideas, bucead por los contenidos de El Sextante y encontrareis mil y un consejos para lograrlo).

7-Comunicación. Otro básico que consiste no solo en hablar y expresar vuestros sentimientos, sino también en practicar la escucha activa, que el otro sepa que estás prestando atención a sus palabras (si no es lo tuyo, practica porque esta habilidad se aprende). Y todo con respeto, como lo harías con cualquier otra persona, e intentando empatizar.

Click aquí para cancelar la respuesta.