Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando vives en pareja

Cuando decidimos irnos a vivir con nuestra pareja cambian muchas cosas. Nuestra vida da un giro por completo y no solo en el sentido de compartir tus cosas, el espacio, las manías, los gustos o el día a día. Según un estudio, los microbios también se comparten cuando creáis vuestro nidito de amor.

El momento en que decides pasar tu vida al lado de una persona es decisivo para tu futuro, y cuando os vais a vivir juntos, la relación se afianza. Sin embargo, la palabra “compartir” se convertirá en vuestro pan de cada día y no solo en sentido material, sino también físico.

Según un estudio, se ha comprobado que ambos compartiréis vuestros microbios. El resultado es que el perfil bacteriano de la persona cambia al empezar a convivir con su pareja. Este hecho incide de tal forma que utilizaron datos microbianos para que algoritmos informáticos emparejaran a personas con un 86% de exactitud.

Aunque los microbiomas sean independientes, no es extraño que tu piel termine conteniendo microbios de tu pareja íntima porque incluso dormís en la misma cama. Lo positivo es que la mayoría de las bacterias de la piel son buenas e inofensivas, por lo que no suele haber riesgo de infección.

Sin embargo, no todas las partes del cuerpo son igual de susceptibles al intercambio de microbios. El foco se encuentra en los pies. ¿El motivo? Los científicos apuntan que es probable que el hecho de caminar descalzos sobre la misma superficie tenga mucho que ver en esto.

Otras zonas que pueden ser más susceptibles a la convivencia de las bacterias son: el ombligo, las axilas y las fosas nasales.

Click aquí para cancelar la respuesta.