Este es el trío de oro para que mueras de placer en la cama

Atentos todos los chicos: la ciencia ha encontrado las tres claves para que una mujer llegue al orgasmo. Lo constata en un estudio sobre las diferencias para llegar al orgasmo en los distintos géneros.  Lo llama el “trío de oro” y se refiere a la estimulación genital, los besos con lengua y el sexo oral. Si en el sexo se dan estas tres acciones, a la mujer le resulta mucho más fácil alcanzar el clímax, aseguran los científicos.

Con la estimulación genital entendemos que se refiere a la del clítoris, uno de los puntos de placer femenino más intensos, si no el que más, como parte de los prolegómenos y las caricias previas a la penetración (o no). Los preliminares o fase previa de excitación pueden ser la diferencia entre  una relación buena o mala.

En general, las mujeres necesitan una buena estimulación erótica para tener buen sexo. Estos juegos previos en los que se recorren las zonas erógenas, incluidas los labios menores y el clítoris, facilitan la producción de flujo y, por tanto, la lubricación, la cual es muy importante para una penetración suave y agradable.

Los preliminares también son muy importantes para los hombres, para que ellos disfruten al máximo. Además, en las relaciones a largo plazo ayudan a mejorar los sentimientos de fraternidad. Así que ya sabes, estimula lenta y suavemente los labios y su periferia, además de otras zonas erógenas (senos, cuello, abdomen…), y verás que el grado de excitación se disparará.

Woman lying on top of man in bedroom

Complementa esta estimulación genital tan placentera con besos apasionados con lengua. Porque hay un sinfín de terminaciones nerviosas en los labios que estimulan el deseo. Normalmente se empieza la relación con ellos y a partir de ahí viene todo lo demás (y deben continuar). Sentir un buen ósculo puede ser mágico. Y todo lo contrario, un asco si no se hace bien o al menos no como al otro le gusta. Así que no cometas estos errores .

Para morir de placer con los besos, encuentra ese punto juguetón, mezcla de chupeteo y mordisqueo, con movimientos suaves y concupiscentes que te llevarán a la ebullición. A la vez, varía la intensidad y la profundidad, y ya verás como así experimentaréis esas excitantes sobrecargas eróticas en cada beso. Aparte de encender la pasión, os querréis más por esa conexión tan ardiente y fuerte.

El sexo oral también puede llegar a ser una vía directa hacia el orgasmo para una mujer, siempre que se practique con mimo, sintiendo cada lengüetazo lascivamente. Si la estimulación con la mano ya es sumamente gozosa, imagina con la lengua que es mucho más suave. Un buen cunnilingus tiene el potencial de dar a una mujer los orgasmos más alucinantes. Si estás buscando maneras de condimentar tu vida sexual, el sexo oral sin duda debería formar parte de tu repertorio sexual.

Empieza por besar sus muslos internos y los alrededores de su vulva. Luego, explora con caricias los labios internos y continúa por la abertura vaginal hasta llegar finalmente al clítoris. Pero ante todo pregunta a tu chica cómo le gusta. Cuando se trata de disfrutar del sexo oral, tanto para darlo como para recibirlo, es importante centrarse en el placer mutuo. Si algo no está funcionando, simplemente házselo saber a tu pareja.

Click aquí para cancelar la respuesta.