Estas son las zonas de tu cuerpo donde nunca debes ponerte Vicks VapoRub

¿Se te ocurriría usar algún producto de tu botiquín para tus encuentros eróticos? Si alguna vez lo has hecho no te avergüences. Porque parece que es la última moda sexual. ¡Quién quiere técnicas sexuales nuevas ni juguetes sexuales ultrasónicos si podemos usar Vicks VapoRub! Tal cual lo lees, el ungüento más clásico de nuestro botiquín se ha sumado a la moda sexual de usar productos domésticos para excitarnos.

Así dicho parece increíble, pero he de decir que si os ponéis a ver los vídeos que circulan por Internet hablando de los supuestos beneficios para el pene, ano y vagina que tiene, os harán hasta dudar. Yo casi estuve a punto de darle una oportunidad y ver qué pasaba si me dejaba masajear con él. Antes de lanzarme sin pensar en las consecuencias hice una investigación más profunda sobre cómo afecta el uso del Vicks VapoRub sobre los genitales y con un uso sexual.

Lo que nunca debes hacer con el Vicks VaporRub

El truco sexual del Vicks VapoRub en realidad es un práctica peligrosa. Supuestamente este bálsamo, además de para aliviar la congestión y los malestares derivados del catarro, sirve para limpiar la vagina y como lubricante efecto calor que hace que la excitación aumente y mejorar el olor vaginal. Pero la realidad no es para nada parecida a esto. La psicóloga, sexóloga y terapeuta sexual y de pareja Ana Lombardía de Sexo en la piel, advierte que “el Vicks VapoRub es un producto que no está diseñado para aplicarse en la mucosa genital. Si nos lo aplicamos en la vulva o en el pene sentiremos mucho escozor y quemazón. Es una sensación muy desagradable y nada erótica y placentera, como prometen esos vídeos y blogs de Internet. Incluso, puede llegar a dañar los genitales, produciendo graves irritaciones y alterando la mucosa”.

Parece que la supuesta limpieza no es tan aconsejable como prometen ya que podemos estropear la flora natural y algo preocupante es la obsesión por el olor genital. Si tenemos una higiene diaria adecuada y no sufrimos ninguna infección, entonces nuestros genitales no tendrían por qué oler mal. Simplemente tienen su propio olor. Pero, ¿por qué el uso de este bálsamo se ha popularizado tanto? “Ha tenido tanto impacto por dos motivos fundamentalmente. Por un lado, es un producto muy fácil de conseguir (mucha gente lo tiene en casa) y es muy conocido. Por otro lado, se puede conseguir en la farmacia sin que nadie piense que se le va a dar un uso sexual, lo cual es muy importante para mucha gente a la que le de vergüenza acudir a una tienda erótica” afirma la sexóloga.

Por muy tentador que parezca, las consecuencias no son nada agradables por eso nunca te apliques el Viks en tus zonas íntimas. Si lo haces dañarás la flora vaginal, irritarás la vulva y puedes sufrir infecciones, como por ejemplo la vaginosis bacteriana. En el caso del pene, lo irritará y la piel, muy sensible en esta zona, puede verse afectada por picores y escozores. Esa sensación de efecto calor mejor encuéntrala de otra manera y no con este ungüento.

Used white gel isolated on white

¿Podemos usarlo como complemento erótico?

Nos ha quedado claro que el Vicks VapoRub no es sinónimo de lubricante, pero tal vez sí podamos usarlo como aceite de masaje para los juegos sexuales. A esto Lombardía responde que “es posible que a alguna persona o pareja le resulta excitante aplicarse el Vicks VapoRub en el pecho o en la espalada, por la sensación del masaje y el hormigueo. Es importante tener en cuenta que es un medicamento, y como tal, tiene sus contraindicaciones. Es fundamental leer las indicaciones de este medicamento y consultar al médico o en la farmacia las condiciones de su uso, pues no está indicado para todo el mundo”.

Pero no solo el fenómeno del Vicks VapoRub se ha hecho viral como truco sexual casero sino que muchas veces recurrimos a alimentos u objetos cotidianos para darnos placer. “Me parece importante limitar el uso de productos de alimentación para estimular los genitales. Es frecuente usar nata, sirope o chocolate para hacer sexo oral, pero hay que tener cuidado por el alto contenido de azúcar, que puede hacer que se adhieran a la piel y sean muy difíciles de retirar. Incluso, puede provocar picar, irritaciones y escozor” aclara la experta en técnicas sexuales.

No, no hagas sexo oral con PetaZetas

Para hacer más interesantes los juegos sexuales a veces se nos ocurre recurrir a chucherías, ¿quién no ha oído hablar de los PetaZetas como objeto de técnica “explosiva” del sexo oral? Lombardía nos quita la idea de la cabeza afirmando que “los Peta Zetas son un producto de alimentación recreativo, no un juguete erótico. Contienen un montón de azúcar, por lo que no es muy adecuado usarlo en los genitales. Además, el efecto “explosivo” y “efervescente” puede resultar irritante para la mucosa genital y provocar una sensación desagradable”.

No todo es negativo en el uso de productos caseros para el sexo, la sexóloga nos propone una alternativa un poco más saludable. “En los supermercados se pueden comprar lociones cosméticas corporales, como el aceite de almendras, que son geniales para dar masajes por todo el cuerpo y, además, al ser vegetal, no provoca irritaciones en los genitales. Hay que tener cuidado, pues los aceites no son compatibles con el uso de los preservativos, pues los podemos dañar. Por tanto, deberemos limpiar muy bien los genitales de restos de aceite antes de usar un preservativo”.

Los trucos sexuales caseros están muy bien y pueden ser divertidos en ocasiones, pero también peligrosos porque no analizamos el impacto que tienen sobre la piel y las mucosas. Por eso, siempre es más recomendable acudir a un establecimiento especializado. Y es que “el desconocimiento es uno de los factores por los que la gente recurre a soluciones caseras para crear sus juguetes eróticos; muchas personas desconocen la existencia de los juguetes eróticos o consideran que son para “pervertidos”. Por otro lado, creo que la vergüenza impide a muchas personas acudir a una tienda erótica y, por tanto, prefieren recurrir a lo que tienen por casa” opina la psicóloga y sexóloga.

Deja la vergüenza, el Vicks VapoRub y los PetaZetas a un lado y prueba otras formas de romper con la rutina sexual.

Click aquí para cancelar la respuesta.