Estas son las mejores posturas sexuales si te duele la espalda

El 80 % de la población española ha sufrido dolor de espalda en algún momento de su vida. Y un 23 % padece esta dolencia de forma crónica. La zona lumbar es la que más frecuentemente duele a los españoles, con un 18,6 % de la población afectada, según los datos del último informe anual del Sistema Nacional de Salud (SNS), del Ministerio de Sanidad.

Motivo frecuente de las bajas laborales, el dolor de espalda puede afectar a personas de cualquier edad. Estar frente a la pantalla del ordenador horas y horas, dormir boca abajo o en un colchón viejo, el sobrepeso o la falta de ejercicio son algunas de las malas prácticas que pueden causar este trastorno.
Aparte de sufrir uno mismo las consecuencias del dolor lumbar, esta limitación puede afectar también a tu relación de pareja. En estos casos resulta fundamental la comunicación para que el no afectado entienda que no es una excusa para no tener sexo. Hablar, además, facilita que tu media naranja se ponga en modo empático y entienda cómo te sientes con ese dolor.

Man touching his back because of severe back pain

Obviamente, esta dolencia también puede limitar o condicionar las relaciones sexuales. Existen algunas posturas que resultan más cómodas. Si es ella a quien le duele la espalda, las mejores posiciones, según este estudio pionero de la Universidad de Waterloo (Canadá), son:

El perrito: apoyada a cuatro patas sobre las rodillas y sobre las manos (no con los codos). De esta manera, la espina dorsal se encuentra en una posición neutral. La aconsejan para las intolerantes a la flexión, esto es, cuando el dolor de espalda empeora cuando se tocan los dedos de los pies o al sentarse durante largos periodos de tiempo.

El misionero: si causa molestia porque la columna se arquea, entonces coloca una almohada debajo de la espalda. La recomiendan para las mujeres intolerantes a la extensión, es decir, que sienten dolor cuando la espalda se arquea o se acuestan sobre el estómago.

La cuchara: acostados de lado en la misma dirección con caderas y rodillas flexionadas. Esta también la recomiendan solo para mujeres intolerantes a la flexión.

Para los hombres, los investigadores recomiendan el estilo perrito (en caso de ser intolerantes a la flexión), y el misionero y la cuchara para quienes son intolerantes a la extensión.

“Tradicionalmente, la postura de la cuchara fue recomendada por los médicos a todos los individuos con dolor de espalda porque se pensaba que reducía la tensión nerviosa y la carga en los tejidos”, dice Natalie Sidorkewicz, una de las investigadoras. “Pero cuando examinamos el movimiento de la columna vertebral y la actividad muscular, encontramos que la cuchara puede ser una de las peores posiciones para ciertos tipos de dolor de espalda”.

Otros consejos también pueden venir bien
Hay otras prácticas que también propician el bienestar. He aquí algunas para antes, durante o después de tener sexo:

-Tomar un baño caliente o una ducha antes de actividad sexual. Esto ayuda aumenta la circulación y ayuda a relajar los músculos.
-Tomar un analgésico previamente para quitar el dolor.
-En las relaciones sexuales, realizar los movimientos con las caderas y las rodillas, no con la espina dorsal.
-Colocar un cojín, una toalla enrollada o una almohada, debajo de la espalda.
-Para aliviar después del sexo, también funciona poner hielo en la parte trasera.

Esto son pautas generales. Una posición puede no funcionar para una persona y  para otra sí, dependiendo del tipo de lesión o dolor de espalda. Con la experiencia y la práctica sabrás qué posturas son las que más favorecen tus relaciones sexuales. Y, por supuesto, consulta siempre con tu médico.

Click aquí para cancelar la respuesta.