Esta es la verdadera razón por la que ellos no quieren usar condón

Seguro que te resulta familiar la escena: estáis en plena faena, besos, caricias, arrumacos, las palpitaciones disparadas y llega el momento de ponerse el condón. Sabemos que mucha gente suele decir que este momento “da bajón y es un rollo” (aunque todo dependerá de cómo te lo montes y del humor con que te tomes la situación), pero también somos conscientes de que muchos hombres, llegado el MOMENTO-CONDÓN, empezarán a tirar de argumentos para no utilizarlos (y esto aunque sea un chico que te hayas cruzado en Tinder la tarde anterior y sea un perfecto desconocido). Ejemplos: que si me aprieta, que si es que no te siento de la misma forma, que si es que soy alérgico al látex, que si es que no me gustan..

Y tiramos de humor, de hecho ya hemos abordado la cuestión en alguna ocasión en El Sextante, pero esto no tiene ninguna gracia: un estudio llevado a cabo en Usa pone de manifiesto que solo un tercio de los hombres americanos los usan… Solo un tercio, con lo cual no es de extrañar que las enfermedades de transmisión sexual campen a sus anchas. Pero volvamos con nuestro hipotético amante: tirará de todas las excusas inimaginables hasta llegar a la manida frase: “de todas formas no tengo nada”.

man on boxer underwear isolated

Bueno, aunque tú puedas creerte que no tiene nada (uno no lleva escrito en la cara, afortunadamente, que tiene Sida, clamidia o verrugas genitales en el ano), es mejor ser siempre precavidos. Y tirar de condón. Diga tu partenaire masculino lo que diga, porque además todo lo anterior son excusas: ¿cuál es la verdadera razón para no querer usar condón? De acuerdo con la firma fabricante de preservativos Global Protection, la verdadera razón radica en la talla: muchos hombres se quejan de que no se sienten a gusto con ellos porque, tachán… la talla estándar es demasiado grande para un pene de tamaño medio.

El problema está en el tamaño

Pues ya lo hemos dicho: es un problema de tamaño, esa palabra que suele hacer bastante daño al ego masculino cuando se trata del pene. Aunque existen diferentes tamaños de preservativos, al parecer siguen sin adecuarse a los tamaños medios de penes. Y se avanza en este tema, pero no todo lo que se debiera.

Por ejemplo, se lanzó un concurso patrocinado por la Fundación Bill y Melinda Gates para encontrar ideas de condones que resultasen más placenteros. El concurso se lanzó en 2013 y todavía no ha llegado nada al mercado. O sea, no es sencillo, aunque se está en ello: una compañía de Boston acaba de lanzar condones de 60 tallas diferentes, con distintas combinaciones de largo y de circunferencia, que se adecuarían más a la anatomía masculina.

Pero volvamos al titular de este artículo: ni alergias, ni problemas de sensibilidad.. Si hacemos caso a los americanos, size matters.. La razón está en el tamaño, pero insistimos, aunque así sea y ellos no quieran reconocerlo, echemos mano de aquel eslogan de los ochenta: póntelo, pónselo. Siempre.

Click aquí para cancelar la respuesta.