¿Es rápido el sexo gay? Trucos y consejos para durar más

“Despacito”, te lo dice hasta la canción del verano, es mejor ir despacito. Vale, es verdad que de vez en cuando no viene mal uno rápido, pero si quieres disfrutar aún más del sexo gay, ¿por qué no te planteas qué puedes hacer para que tus encuentros duren más? Llegar, penetrar o ser penetrado y acabar en diez minutos hace que el sexo no sea todo lo excitante que podría. Eso ha hecho que cada vez eyaculéis antes durante las relaciones sexuales, quedándoos un poco a medias. Lo vuestro no es eyaculación precoz, lo que os pasa es que os entran las prisas. Apunta estos diez consejos para cambiar el chip y durar más durante el sexo gay.

Ensaya con la masturbación

Conócete a ti mismo. Intenta aguantar quince minutos de masturbación, así conseguirás un mayor control y no eyacularás enseguida durante las relaciones sexuales. ¿Cómo durar tanto? Justo antes de eyacular, párate un momento, respira profundamente un par de veces y vuelve a empezar. Si en un primer momento el reto de los 15 minutos es mucho para ti, puedes empezar por 5 e ir aumentando progresivamente hasta llegar a 10 y finalmente al cuarto de hora.

No olvides los preliminares

¿Cuántas veces has oído eso de que en el sexo hay mucho mundo más allá de la penetración? Pues aplícate el cuento: explora y descubre el mundo de los preliminares. El glande, los testículos, el ano, los pezones, la boca, las axilas… Hay muchas partes del cuerpo que pueden ser estimuladas de formas muy diferentes. ¿Por qué no jugar con ellas y disfrutar más del sexo? Podéis experimentar con geles de masaje, lubricantes, vibradores, cockrings… En el sex shop descubrirás todo un mundo de posibilidades para disfrutar del sexo gay antes de la penetración (o durante).

Touching

Cambia de posturas

Cambia de posición y también de ritmo. Si estáis acostumbrados a lo mismo de siempre, la eyaculación llega antes. Cambiad de posturas, id más despacio, más deprisa, parad, continuad, probad nuevos lugares… ¡Moveos! Aprovechad para experimentar el kamasutra gay. La postura del misionero y la del perrito ya las tenéis más que controladas. Id a por las más difíciles. Seguro que el gimnasio os ha hecho lo suficientemente fuertes y elásticos como para conseguir hacerlas. Os divertiréis haciendo contorsionismo y duraréis mucho más teniendo sexo.

Retrasa la penetración

Jugad durante un rato introduciendo solamente la punta del pene pero sin llegar a realizar una penetración completa. De esta forma, disfrutaréis mucho del sexo, conseguiréis una gran excitación y alargaréis vuestra sesión de sexo para que dure más tiempo. Si empezáis con la penetración desde el principio, la eyaculación de quien esté desempeñando el rol de activo no tardará en llegar y, una vez más, habréis acabado demasiado rápido.

Cambia de rol

Tú eres activo y él es pasivo, o al revés. No hay quien os saque de vuestro rol. ¿Por qué no probáis a cambiar? Los chicos gays versátiles disfrutan mucho más del sexo porque experimentan sensaciones distintas dependiendo del papel que desempeñen. Que los dos podáis penetrar y ser penetrados según os vaya apeteciendo puede hacer que, además de que descubráis nuevos placeres hasta ahora desconocidos para vosotros, vuestra sesión de sexo dure más. Así que, si tenéis ganas, romped con los prejuicios, poneos en modo explorador e id cambiando de rol. La versatilidad os está esperando.

Mastúrbate antes de tu encuentro sexual

Llegar demasiado excitados a un encuentro puede hacer que el sexo que tantas ganas teníais de practicar se quede en nada. Acabar en cinco minutos hará que no os dé tiempo a disfrutar de la experiencia. Un buen truco para llegar más relajados y saborear más la relación sexual es descargar antes en casa. Una masturbación antes de la cita puede hacer que, en el momento en que os pongáis a disfrutar el uno del otro, vayáis mucho más despacio y experimentéis un montón de sensaciones que se suelen escapar si el polvo es demasiado rápido.

Controla la eyaculación presionando

Cuando creas que estás a punto de llegar al orgasmo, para, respira y presiona debajo del glande. Hazlo durante unos segundos hasta que notes que ya no vas a eyacular. Después, descansa medio minuto y continúa. Otra técnica que puede resultar efectiva para durar más durante el sexo es la de presionar el perineo. Cuando creas que la eyaculación está de camino, aprieta durante unos diez segundos con los dedos en la zona que hay entre los testículos y el ano. ¡Ya podéis continuar disfrutando del sexo!

¿Repetimos?

Tomaos el primer encuentro sexual como algo rápido para calmar el calentón que tenéis encima. Después, relajaos, tomaos vuestro tiempo y repetid. La segunda vez iréis con más calma y disfrutaréis mucho más de la experiencia sexual. Al no estar tan excitados desde el principio, podréis recrearos más y probaréis un montón de cosas que con las prisas del primero no habíais podido experimentar.

Evita geles y juguetes sexuales que te hacen excitarte demasiado rápido

A veces con los preliminares ocurre que os excitáis demasiado y el efecto acaba siendo contraproducente: eyaculáis mucho antes. Que te acaricien el pene con un gel efecto calor mientras te estimulan el ano con un vibrador puede hacer que enseguida el semen haga su aparición estelar. Si esto suele pasaros, es mejor que prescindáis del vuestro kit del sex shop (pero no dejéis de usar los condones y el lubricante para la penetración) y que apostéis por algo que no os ponga tan a cien desde el principio.

Comunicación, mucha comunicación

“Ahí sí, ahí no. Más despacio, más deprisa. Para, sigue”. ¿Para qué tenéis la boca? Vale, en esta situación la tenéis para el sexo oral, pero además de eso, la boca está para que habléis el uno con el otro y os comuniquéis. Indicad a vuestra pareja que pare si creéis que vais a eyacular demasiado rápido y centraos en otra zona distinta. Hablad del ritmo y de qué partes estimular y cuáles no en ese momento. De esta forma evitaréis que la fiesta acabe antes de lo esperado.

Click aquí para cancelar la respuesta.