¿Es normal tener un ciclo menstrual muy largo?

A veces nuestro ‘regalo’ mensual no es precisamente mensual. Las hormonas, las distintas partes del cuerpo y factores externos como el estrés juegan un papel importante en cada ciclo menstrual y hoy en día, tener una regularidad de 28 días es prácticamente una improbabilidad biológica según los expertos. Así que nada de dramas.

En primer lugar, la palabra ‘irregular’ no es correcta, pues no hay dos mujeres que tengan el mismo ciclo menstrual exacto. Así que lo que es regular para una puede ser irregular para otra. En palabras de los ginecólogos, un ciclo saludable dura entre 21-35 días, con un sangrado de entre 2 y 7. Entonces, ¿qué pasa si el tuyo no está dentro de este rango sino que aparece, por ejemplo, cada 60 días? Las razones por las cuales no te viene la regla con asiduidad son diversas, y siempre conviene ir a ver a un especialista.

Hay una lección sobre el ciclo menstrual que probablemente nunca te hayan contado. Es un poco aburrida pero fundamental para aprender qué es un ciclo y cómo funciona. El ciclo comienza el primer día de un período, y ya sabemos que dura entre 21-35 días. Está controlado principalmente por dos hormonas, estrógeno y progesterona, y su propósito es facilitar el embarazo y mantenerlo todo en orden si este no se produce. Para que lo entiendas, las hormonas le indican a uno de tus ovarios que suelte un óvulo a la mitad del ciclo, unos 14 días antes del inicio del próximo período. Algunas personas sienten un pequeño pinchazo o tienen calambres ligeros durante la ovulación, y otras no sienten absolutamente nada. El óvulo permanece en la trompa de Falopio durante aproximadamente 12-24 horas, y es en ese momento cuando es más probable que te quedes embarazada. Si no sucede, el óvulo no fecundado viajará desde la trompa hacia el útero.

Woman holding sanitary napkin and tampon in her hands.

El revestimiento del útero se vuelve más grueso mientras se lleva a cabo esta ‘negociación’ con el óvulo. En caso de embarazo, se necesitará un revestimiento uterino más grueso para ayudar a que se implante el óvulo fertilizado en el útero. Pero si no hay embarazo, esto no pasará. Ergo: El período es el desprendimiento del revestimiento uterino de un óvulo no fertilizado. El primer día de ese período, el gran espectáculo de la naturaleza comienza de nuevo. Y así cada mes hasta la menopausia. Bienvenida al club.

¿Qué es la amenorrea?

¿Cuánto tiempo entre períodos se considera pues, demasiado largo? La amenorrea se produce cuando alguien que ha tenido períodos regulares deja de tenerlos durante al menos tres meses. Pero antes de esperar tres meses para ver si te baja la regla o se trata de amenorrea, deberías hacerte una prueba de embarazo. Hay una excepción, y es para las mujeres que toman anticonceptivos hormonales diarios y sólo obtienen sus períodos cada tres o más meses con intervención médica. Si no estás embarazada y la menstruación sigue sin aparecer después de ese tiempo, consulta a tu ginecólogo. Las pruebas que suelen hacerse en estos casos pasan por un análisis de sangre, a veces un ultrasonido y, en raras ocasiones, un escáner cerebral. La mayoría de los médicos también tratarán de recetarte una dosis concentrada de una de las hormonas que se encuentran en el control de la natalidad para tratar de reiniciar tu ciclo menstrual y volver a encarrilarlo.

Otra razón podría ser el síndrome de ovario poliquístico, algo que les sucede a muchas mujeres y que suele conllevar retrasos bastante grandes en los periodos. Se trata de una irregularidad hormonal muy común: el 10% de las personas que menstrúan lo padecen. Se caracteriza por un desequilibrio hormonal con niveles elevados de testosterona, que causa anormalidades menstruales como ciclos largos y faltas de ovulación. Otros síntomas son el acné, un mayor crecimiento del vello en lugares típicamente masculinos (como la barbilla o el labio superior), dificultad para perder peso a pesar de llevar una dieta saludable y de hacer ejercicio, y una resistencia a la insulina. El síndrome de los ovarios poliquísticos no tiene una cura asegurada del 100%, pero hay formas de tratarlo. Si te estás intentando quedar embarazada y estás teniendo dificultades debido a que ovulas con menos frecuencia, un ginecólogo también puede ayudarte con esto.

Veamos, ya hemos hablado del embarazo, de la amenorrea y del síndrome de los ovarios poliquísticos como posibles factores capaces de causar ciclos menstruales largos. Nos falta el tiroides. Dado que la glándula tiroidea regula el metabolismo, si esta está demasiado o muy poco activa, podría provocar un retraso entre los períodos. Un sencillo análisis de sangre determinará si este es el caso.

También está el estrés. El estrés crónico. El que se produce a partir de una situación que nos consume y que persiste a lo largo de semanas o meses.

Y también puede que no te pase nada y que esa ‘irregularidad’ sea pasajera. Nadie conoce tu cuerpo mejor que tú y nadie sabrá mejor que tú si esa larga espera repentina entre periodos es normal o no. El mejor consejo aquí es identificar qué es lo normal para ti y cuándo es hora de ver a un médico.

Click aquí para cancelar la respuesta.