¿Es normal que me piquen las tetas? Todo sobre las irritaciones mamarias

Esperamos que si eres una de las muchas mujeres que buscan como locas “tetas con comezón” en Internet, hayas aterrizado aquí. Como prácticamente todos los problemas de salud que ponemos en manos del Dr. Google a diario, incluso la búsqueda online de algo tan simple como la picazón de los senos produce resultados aterradores: raras enfermedades contagiosas, síntomas de cáncer de mama, etc. Pero la razón y el tratamiento para las irritaciones mamarias es, como en la mayoría de los casos, mucho más sencilla y llevadera.

Agentes externos y afecciones de la piel

La razón más común detrás de un malestar tan simple como es el picor en los senos es un agente irritador externo. El material del que está hecho tu sujetador, ese nuevo gel para que has empezado a usar en la ducha o algún componente de tu crema corporal. A veces el comezón puede ir acompañado de una erupción, otras veces no. Los sujetadores deportivos, que absorben mucho sudor y humedad, suelen ser los causantes. Si el tuyo no absorbe debidamente y además no lo estás lavando cada vez que llegas chorreando del gimnasio, puede llegar a irritarte la piel del pecho. Un problema que no se limita únicamente a los sujetadores deportivos. Todas tenemos un sostén favorito que usamos prácticamente todos los días y se nos olvida que a veces permanece en contacto con la piel durante demasiado tiempo y que aunque no esté a la vista, oh sorpresa, también se ensucia. Te toca poner una lavadora.

Pruebe a lavar tus sujetadores con un detergente más suave, y cambia también el jabón de la ducha, incluso las cremas hidratantes. Si después de hacer esto el sarpullido continúa, es momento de consultar a un dermatólogo. Él puede averiguar si la causa del picazón tiene que ver con un problema de tu piel, y centrarse o descartar eczema o psoriasis.

Woman standing with donuts

Infecciones por hongos

¿Sabías que las infecciones por hongos no sólo tienen lugar en la vagina? También pueden darse en los senos, sobre todo en las mujeres que están amamantando, y en estos casos la irritación mamaria suele ser un síntoma que se asocia con un dolor punzante y agudo en el pecho. La piel durante la lactancia permanece en contacto con un ambiente húmedo y suele agrietarse. Al salir la leche continuamente es muy difícil mantener la zona del pezón y la areola seca. A veces un bebé lactante puede contraer determinadas infecciones en la garganta que transferirá sin remedio al seno de la madre. No es ninguna catástrofe, pero en estos casos, tanto el bebé como la mamá tienen que tomar medicamentos acabar con la infección.

En muy (muy) raras ocasiones, cáncer de mama

Ojo, insistimos: en muy, muy raras ocasiones. Así que si has buscado en Google la causa de tu picor de senos y has visto el cáncer en la lista de posibles, respira profundamente, porque este no va a ser tu problema. La picazón es un síntoma raro (pero raro raro) de un tipo de cáncer de mama, y ni siquiera en este caso la irritación sería la única manifestación. No te preocupes lo más mínimo si no tienes el pecho enrojecido ni hinchado y si no tienes llagas alrededor del pezón. Autocontrol. Que la irritación mamaria no te quite el sueño.

Click aquí para cancelar la respuesta.