¿Es normal que el pene encoja?

Lo primero que vamos a decir en este artículo es que esto no va de esos momentos en los que un hombre sale del agua –fría- en la playa y nota como sus partes nobles empequeñecen. No, eso es un efecto fugaz debido a un cambio de temperaturas brusco y suele durar unos instantes hasta que pene y testículos vuelven a atemperarse y a recuperar su lozanía.

No, hablamos de cambios de tamaño más permanentes que, no obstante, rara vez sobrepasan los dos centímetros y medio. Es más, la realidad es que ese reducción, de producirse, no pasa del centímetro. Es decir, que un pene de 15 centímetros en erección pasa a medir 14. Sin más. No es motivo de alarma, ¿verdad?

Pues ojito con el tema, porque lo cierto es que el varón, siempre tan preocupado por su pene y sus circunstancias, es sensible a estos cambios apenas perceptibles y puede experimentar desde falta de confianza a bloqueos mentales al notar que sus medidas menguan. ¿Cuáles son los motivos? Principalmente hay cuatro que se pueden dar. Serían los siguientes.

Cumplir años. A medida que el hombre envejece, su pene y testículos pueden hacerse un poco más pequeños. Una razón es la acumulación de depósitos de grasa en las arterias, lo que que reduce el flujo sanguíneo en dirección el pene. Esto puede causar el marchitamiento de las células musculares en los tubos esponjosos del tejido eréctil que hay dentro del pene, lo que hace que las erecciones sean menos imponentes. Otro motivo pueden ser las cicatrices causadas por pequeñas heridas repetidas en el pene durante el sexo o las actividades deportivas pueden causar acumulación de tejido cicatricial, lo que también podría reducir el tamaño total y limitar el tamaño de las erecciones.

Man's crotch while holding potency pills

Engordar. Nadie quiere verse con demasiados kilos de más y, en el caso del hombre, hay, además, una razón poderosa para evitarlo: la grasa puede, en el caso del abdomen, envolver parte de la base del pene con lo que se produce un indeseado efecto óptico: la aparente desaparición de parte del miembro. En el caso de hombres muy obesos, se puede llegar a esconder la mayor parte, haciendo buena la frase popular de “está tan gordo que ni se la ve”.

La curvatura del pene. Vamos ahora con otro de los problemas más peliagudos que puede sufrir el varón y que tiene que ver con el síndrome de la enfermedad de La Peyrone. La curvatura extrema no solo hace imposible mantener relaciones sexuales, sino que limita tanto la longitud como la circunferencia del pene. Aquí es tan malo el remedio como la enfermedad: la cirugía necesaria para paliar este síndrome también puede llevar a que el pene tenga menor tamaño.

La cirugía prostática. Un 70% de los hombres experimenta un acortamiento leve a moderado de su pene después de una operación de cáncer de próstata. ¿El motivo? El cambio tras la intervención, que lleva a que haya un menor aporte de oxígeno en el pene, que encoge las células musculares en el tejido eréctil esponjoso, lo que hace que además pierda elasticidad también…

En cualquier caso, ¿qué son un centímetro o dos en un pene? Pues una cosa muy seria, al parecer, así que mejor no bromear con determinados asuntos…

Click aquí para cancelar la respuesta.