En qué consiste el estilo SupermanDoggy del que tanto se habla y por qué deberías (o no) probarlo

Hace unos días, las redes sociales comenzaron a utilizar el hashtag #SupermanDogyy sin ton ni son. Memes divertidos, mensajes sin sentido y un universo de usuarios que no habían escuchado hablar en sus vidas sobre esta práctica sexual. ¿Qué es el estilo doggy superman?

Todo comenzó cuando Marcel, uno de los participantes del reality británico ‘Love Island’ -que, por cierto, se graba en Mallorca, concretamente en la mansión con la piscina privada más grande de Baleares-, declaró que su postura preferida era “el Superman Doggy”. Tan desconocida para ti como para miles de usuarios.

El desconcierto derivado de las declaraciones del concursante del programa -famoso por sus 69 cámaras y por tener condones ilimitados para los concursantes- en el que seis chicos y seis chicas musculados, bronceados y dispuestos a todo por ‘encontrar en amor’ en bañador y bikini; se tradujo en multitud de artículos en la prensa inglesa y alemana. Aclarémonos de una vez por todas: ¿en qué consiste #SupermanDoggy?

‘Supermanes’ de primera y de segunda: dos prácticas antagónicas para un mismo estilo

El propio Urban Dictionary acoge dos definiciones completamente diferentes para explicar a qué se refiere un interlocutor cuando habla del estilo o postura Superman Doggy.

Black and White Schnauzer / Dalmatian dog

De un lado está el que se refiere a cuando una pareja está practicando sexo en la postura del perrito y él aprovecha que ella desciende hacia abajo para poner sus manos sobre sus caderas mientras continúa la penetración adoptando una postura similar a la del mítico superhéroe. “La postura que toma el hombre se asemeja a un Superman volando”, explican en el popular diccionario online.

Mientras que la otra concepción del término más que de postura sexual habla de una broma de mal gusto. Utilizada por algunos adolescentes británicos, el ‘Superman’ hace alusión a eyacular sobre la espalda de una chica mientras ella duerme para después aprovechar las propiedades adherentes del semen y colocar sobre sus hombros una sábana.

La ‘gracia’ es que cuando ella se levanta tendrá pegada la sábana a la espalda a modo de capa de Superman. Según apuntan en su definición, parece que “los hombres suelen hacer esto porque están enfadados con la chica en cuestión por alguna razón”. Fantástica resolución de problemas, claro que sí.

Es más, tal y como explica Lea Rose Emery en un artículo publicado en Bustle, “el término en sí tiene algunas connotaciones preocupantes de venganza y derecho al sexo, con muchas definiciones mencionando la práctica del Superman como una manera de obtener ‘venganza’ sobre una mujer por no querer mantener relaciones sexuales con un hombre, sugiriendo hacerlo mientras ella mujer duerme”.

Lo tenemos tan claro como lo señala la propia autora: esto es un abuso sexual y su práctica completamente inaceptable.

A cuál de los dos se refería el concursante del reality británico todavía se desconoce. Que es un ‘estilo’ completamente deleznable es más que evidente. Claro que esos ‘bromistas Supermanes’ podrían toparse con el estilo #WonderWoman y respetar las relaciones sexuales como lo que son: una experiencia enriquecedora que debe ser placentera para ambos y, lo más importante, sin humillaciones.

Click aquí para cancelar la respuesta.