Ejercicios Kegel: cómo mantener nuestros genitales en forma

Cuando vamos al gimnasio a ejercitar nuestra musculatura, además de hacer brazos o piernas, también podemos aprovechar para entrenar la musculatura de los genitales. De hecho, resulta tan sencillo que podemos hacerlo casi en cualquier momento y en cualquier lugar.

Los llamados ejercicios de Kegel –llamados a sí por su creador– sirven para fortalecer la musculatura del suelo pélvico, que sostiene los órganos que se encuentran en esta zona y así evitar no solo la caída de los mismos, sino sobre todo problemas de incontinencia urinaria, entre otros.

Se debilitan por el embarazo o la menopausia

Como explica la sexóloga Ester Álvarez, “estos músculos pueden debilitarse, principalmente en las mujeres, por distintos motivos, como el embarazo o la menopausia, por lo que realizar los ejercicios de Kegel ayuda a mantenerlos fuertes y prevenir problemas de salud”. En realidad, cuando oímos hablar de las famosas bolas chinas, el objetivo de las mismas es precisamente ser una herramienta para ayudarnos a fortalecer esta musculatura.

Sexy body nude woman buttocks. Naked sensual beautiful back. Black and white artistic photo.

Sin embargo, los ejercicios de Kegel no tienen solo un objetivo saludable, sino que también nos pueden ayudar a mejorar nuestra vida sexual. Así, aprender a manejar esta musculatura nos ayudará a poner esos ejercicios en práctica durante el coito, para sentir nuevas sensaciones.

Su fortalecimiento mejora las relaciones sexuales

Como vuelve a recordar la sexóloga, “el fortalecimiento del suelo pélvico en las mujeres también aumenta la presión intravaginal y la circulación sanguínea de la zona, lo que facilita el orgasmo y produce mayor satisfacción sexual durante la penetración”. Pero incluso, hay quien dice que, en ellos, ejercitar esta musculatura ayuda a lograr el multiorgasmo masculino.

Lo que es seguro, según Álvarez, es que “les ayudan a controlar los músculos que intervienen en la erección y la eyaculación, por lo que suelen recomendarse en terapia, para solucionar problemas de erección y eyaculación precoz”.

¿Cómo hacerlos?

Se trata de un ejercicio muy sencillo, tanto como contraer los músculos como si quisiéramos cortar la orina. Así, aprendemos a identificar los músculos para después hacer series. La idea, según la sexóloga, es conseguir hacer series de ejercicios rápidos de contraer y relajar, de contraer aguantando un poco antes de relajar, y contraer empujando los músculos hacia dentro.

Para ayudar a realizar los mismos, además de las bolas chinas (siempre puede empezarse por una sola), existen otros utensilios. Gemma Sweinch, sexblogger de Jugando con Eros, recomienda los conos vaginales para casos que realmente tengan un problema de incontinencia urinaria. “En este caso los encontramos en una caja con distintos pesos, para que se puedan ir utilizando de forma gradual”.

También hay juguetes que ayudan

Sin embargo, para un mantenimiento de la musculatura más continuado, la industria de la juguetería erótica ha sacado nuevos modelos que, en palabras de Sweinch, “incluyen sensores táctiles que reconocen la fuerza del suelo pélvico de cada una de nosotras. Esto hace que el estado de la musculatura de cada mujer personalice los ejercicios en cada momento, y así poder controlar el progreso ya que los ejercicios se seleccionan automáticamente”.

Por último, la sexblogger experta en juguetería erótica, recuerda que también tenemos las pesas vaginales, “que tienen unos 16,5 cm de largo y un peso de 400 gramos. Para utilizarlas debemos estar tumbadas con las piernas dobladas. Se introduce en la entrada de la vagina y contrayendo la musculatura pélvica hacemos que la pesa se introduzca más profundamente. Podemos repetir el ejercicio en varias ocasiones, unas diez aproximadamente o bien en el momento que notamos cansancio”.

Click aquí para cancelar la respuesta.