¿De qué depende el olor del semen? Cinco preguntas que alguna vez te planteaste

Sí, hoy toca hablar del semen y lo haremos con la ayuda del sexólogo Borja Rodríguez. Lo primero, hay que aclarar conceptos: aunque los utilizamos como sinónimos, semen y esperma no son lo mismo: el esperma es el conjunto de espermatozoides y el semen es el líquido en el que se encuentran dichos espermatozoides. Aclarado esto, vamos con las preguntas:

1. ¿De qué se compone el semen exactamente? El volumen de semen que se libera durante una eyaculación varía entre 2,3 y 5 ml. “El 65-70% es fluido seminal de las vesículas seminales. La fructosa que aportan estas vesículas le dan al semen ese aspecto viscoso y lechoso. La carga de fructosa es la que ayuda a los espermatozoides a movilizarse y sobrevivir tras la eyaculación. Un 25-30% proviene de la próstata, que se encarga del aporte de diversos elementos, como enzimas, ácido cítrico, zinc, magnesio y el antígeno prostático específico, una proteína que hace licuarse al semen tras la eyaculación para que los espermatozoides se muevan rápidamente por el cuello uterino. El 2-5% restante son los espermatozoides que aportan los testículos al semen. En cada eyaculación los testículos liberan entre 200 y 500 millones de espermatozoides, aclara el sexólogo. “Hay un 1% residual del fluido seminal que aportan las Glándulas de Cowper. Es el conocido como líquido pre-seminal, un líquido alcalino encargado de neutralizar la acidez de la uretra para que los espermatozoides sobrevivan cuando la atraviesan durante la eyaculación. Además, sirve como lubricante natural”, añade.

2. ¿Por qué tiene ese color? El semen es de color blanquecino, pudiendo tener tonalidades grisáceas y amarillentas. Estas características pueden variar en una misma persona de un tiempo a otro, debido a factores como la dieta o la frecuencia de eyaculación.  “Por ejemplo, si eyaculas frecuentemente, el semen va a tener menos cantidad de espermatozoides, proteínas y enzimas, simplemente porque no ha dado tiempo a que el organismo produzca estas sustancias.  La consistencia y color del semen también pueden verse afectadas por factores externos y hábitos de vida. Por ejemplo, una dieta baja en proteínas y vitamina E podría estar relacionado con un semen menos viscoso y en menor cantidad” explica.

medical illustration

3. ¿De qué depende su olor? El olor del semen suele ser bastante neutro, sin que llegue a tener un olor característico. Es más una mezcla de olores: olor a sexo, a placer, a disfrute, a pasión, a sudor…. “Aunque hay algunos estudios que relacionan ese olor neutro a la dieta y los hábitos de vida, pudiendo variar desde un olor dulzón por el efecto de la fructosa del semen, hasta un olor más fuerte y agrio por la ingesta de alcohol y grasas saturadas”, dice.

4. ¿A qué sabe? ¿Puedo cambiar su sabor? En general, el sabor del semen es algo salado y un tanto amargo. “Los urólogos creen difícil que se pueda cambiar el sabor del semen, por ejemplo con la alimentación, porque el semen tiene la misma composición en todos los hombres. En cambio en una entrevista, la actriz porno Annie Sprinkle afirmaba que el semen de los vegetarianos tiene mejor sabor. Y no le faltaba razón. En efecto, diversos estudios afirman que la dieta es el factor determinante del sabor del semen”, aclara.

5. ¿El semen engorda? “Eres lo que comes, y una cucharadita de semen tiene aproximadamente unas 7 calorías, procedentes de la fructosa principalmente…”.

Click aquí para cancelar la respuesta.