Cuatro formas de mantener tu deseo sexual

A veces no es fácil, sobre todo si ya lleváis unos años juntos, si hay hijos de por medio, la rutina, el trabajo, la casa, los agobios… A veces todo eso te puede y el deseo por el otro va mermando mermando… Error: el deseo es como una planta y hay que mantenerla viva si no queremos que se quede seca. Por eso hoy vamos a contarte cómo mantener el deseo sexual. La sexóloga Raquel Graña nos da su punto de vista sobre la materia así como prácticos consejos.

“Mantener el deseo sexual es más sencillo de lo que podamos imaginar, solo consiste en tener ganas de querer gestionarlo. En los cursos de mejora del deseo sexual por ejemplo, aporto una serie de técnicas y estrategias muy sencillas para llevar a cabo”, comenta. ¿Cuáles son? Ahí van unos cuantos:

Explorar los 5 sentidos
“Muchas veces nos centramos en el “sota-caballo-rey”, en tres prácticas que consideramos estrella, que nos olvidamos del resto del cuerpo. Es importante explorar todo el cuerpo y también jugar con los cinco sentidos. Por eso mismo, con el fin de aumentarlo suelo proponer un juego en pareja. Establecer un día a la semana para descubrir y explorar qué se siente cuando te privan de algún sentido o te sobre estimulan otro. Por ejemplo, vendar los ojos o atar las manos. En el primer caso te privan de la vista y en el segundo del tacto principal. Para sobre estimular, la pareja podría ver una película erótica juntos. De esta forma su libido aumentaría y descubrirían otras cosas que quizá, les entusiasme probar”, comenta.

Asian couple playing in the bed

Redescubrir el cuerpo
Los genitales suelen ser el punto central de los encuentros sexuales, así que el objetivo es salir de esta rutina. “Por ejemplo, se puede elegir un día a la semana que les venga bien y establecer quién va a llevar el rol principal. Esta persona se encargará de redescubrir el cuerpo de la otra. ¿A qué me refiero con redescubrir? A que tendrá que masajear una zona que elija, lamerla o chuparla. Una zona diferente a la genital. De esta forma irán aprendiendo otras partes del cuerpo que les general mucho más placer del que habían pensado”, añade.

Sí a la literatura erótica (o al porno para ellos)
“La literatura erótica ayuda mucho a las parejas, pero sobre todo a las mujeres a mejorar su deseo sexual”. ¿Por qué? “Esto se debe a que suelen tener una imaginación más potente que la de los hombres. Ellos suelen optar más por películas, mientras que ellas por una lectura apasionante en la que puedan imaginarse a los personajes y las situaciones como deseen”, comenta. De ahí el éxito de algunos títulos como el de ‘50 Sombras de Grey’.

Cambio de juegos y rutinas
Las personas solemos acomodarnos en una zona de confort y es conveniente salir de ella sobre todo si se trata de las relaciones eróticas. “Para ello se pueden invertir las posturas que suele realizar la pareja, el orden, probar otras nuevas e incluso, atreverse a innovar con los lugares. Seguro que más de uno tiene algún deseo dentro de la pareja que no se atreve a confesar. Podéis escribiros una notita con el deseo oculto que tenéis e intentad llegar a un acuerdo para realizarlo”, finaliza.

Así que ya sabes: a remangarse toca y a trabajar ese deseo. Como ves, no es difícil, simplemente es cuestión de proponérselo.

Click aquí para cancelar la respuesta.