¿Cuántos tipos de pechos y coños existen?

Si te preguntaran qué es lo que más te gusta físicamente de una mujer, ¿qué responderías? Muchas te dirán que una bonita sonrisa o unos preciosos ojos… Pero si excavamos un poco más, probablemente te digan un tipo determinado de tetas o, incluso, ¡de coños! Así que, dejando los tabúes a un lado, hoy te traemos el decálogo definitivo, para que sepas qué tetas o qué vulvas son tus favoritas.

Siete tipos de pechos
Senos, pechos, tetas, ubres, mamas, busto, pechugas, melones, lolas… El léxico castellano no tiene límites. Pero entrando en materia, la compañía de lencería Third Love hizo un estudio sobre los tipos de tetas que existen y llegaron a la conclusión de que había siete.

En primer lugar, tenemos los pechos con forma de campana, aquellos que son más estrechos en su inicio y se abultan hacia el final. En segundo lugar, las asimétricas; aunque es normal tener cierta asimetría (generalmente la izquierda suele ser algo más grande ya que es donde se ubica el corazón) al igual que en el resto del cuerpo, hay mujeres cuya asimetría es mayor, llegando a tener tallas diferentes de sujetador en cada una.

Por otro lado, tenemos los “delgados”, que serían pechos pequeños, donde el abultamiento mayor se concentra en la zona del pezón, ya se los habrás visto (y más de una vez) a Miley Cyrus.

La cuarta tipología serían los senos con forma de gota; serían parecidos a los de campana pero menos exagerada la parte más estrecha y más esbeltos. Por otro lado, están los senos separados, es decir, los que tienen un canalillo como el canal de Suez, un poco rollo Ana Obregón en sus posados veraniegos.
El sexto tipo de tetas serían las llamadas “este-oeste”, es decir, que un pezón mira a Cuenca y otro mira a Badajoz, y existe una separación entre ellas considerable.

Y por último, estarían los pechos redondos, cuyo máximo exponente podría ser Katy Perry o Sofía Vergara. Los tipos de pezones son otro tema que da para largo y que trataremos próximamente.

Estoy segura de que en la playa habrás visto más de uno (o en la cama, eso depende de ti). Te podrá gustar un determinado tipo más o menos, pero, ¡qué narices! ¡Son tetas! A quién no le van a gustar…

Vaginal Discomfort

Y hablando de coños, ¿también hay diferentes tipos? ¡Pues también! Hay casi tantos tipos como mujeres. Es sorprendente la cantidad de mujeres que ni siquiera conocen qué forma tiene el suyo. Te invito a coger un espejo, sentarte y descubrir cómo es. Y para ello, una pequeña guía. A la parte de arriba, la más próxima a la tripa, se le llama Monte de Venus, por la forma abultada que tiene. Puede haber más o menos vello (según si te gusta tipo felpudo o tipo Barbie) y el tamaño puede variar ligeramente. Las partes que están más próximas a la ingle son los labios mayores, y al igual que el Monte de Venus, puede variar ligeramente en tamaño y en el vello. Donde realmente se pueden observar mayores diferencias y podría ser algo así como la marca personal de cada una son los labios menores y el clítoris.

Los labios menores son esas protuberancias alrededor del orificio de la vagina. Éstos pueden variar de tamaño según la persona, y de rugosidad. Incluso el color puede ser diferente al del resto de la piel. Además, pueden estar más o menos abiertos, pudiendo dejar entrever la vagina. El clítoris, además, también puede variar de tamaño (puede sobresalir más o menos) y puede estar más recubierto por el “capuchón” o glande que lo envuelve o estar más expuesto. Tanto el tamaño de los labios como del clítoris variarán cuando se tengan relaciones sexuales, ya que se acumula la sangre en esa zona, hinchándose y haciéndolos más apetecibles, dicho sea de paso.

Ahora que tienes nuestra clasificación, ¿tú con cuál te quedas?

Click aquí para cancelar la respuesta.