¿Cuánto sexo debes tener para rendir mejor en los exámenes?

Te lo hemos venido contando: practicar sexo es saludable en todos los sentidos y además, te sienta bien en épocas de estrés, y la de los exámenes lo es y vaya si lo es. Pero puede que te asalte una duda: ¿cuánto sexo debes practicar para rendir bien en los exámenes?¿hay una frecuencia idónea?
“No, sería absurdo poner límites. Los límites los marca cada persona, cada cuerpo. El sexo que quieras, sería la respuesta más idónea”, comenta la sexóloga Raquel Graña.

En lo que también hay consenso es que tener sexo te hace más listo en general y son varios los estudios que lo ponen de manifiesto. Y es que la actividad no es solo beneficiosa para el cuerpo y la mente, sino que te hace estar más espabilado. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Maryland puso de manifiesto que una actividad sexual regular ayudaba a la regeneración neuronal, es decir, a la creación de nuevas neuronas en el cerebro. Además, ayudaba a la función cognitiva, haciendo que la gente pensase con mayor claridad (algo esencial en los exámenes).

“Son varios los estudios que afirman que a mayor frecuencia de relaciones coitales, mejor funcionamiento de la memoria, sobre todo en el caso de las mujeres jóvenes. Si bien no se ha establecido una frecuencia concreta, podremos pensar que si se trata de equilibrar una mayor frecuencia de relaciones sexuales, con dejar también tiempo para el estudio, quizás podríamos hablar de un encuentro diario durante esta época”, explica la sexóloga Silvia Carpallo.

Good-looking male student writing an exam

“Sin embargo, aunque los estudios se han centrado en el coito, lo cierto es que como ya se habló en el anterior reportaje, los beneficios del orgasmo y de la actividad sexual son múltiples y variados, y no siempre están asociados a una relación que incluya penetración vaginal. Así, como no se trata de usar a nuestra pareja como si fuera una pelota anti estrés, quizás podamos alternar diferentes prácticas, incluida la masturbación, para recibir ese subidón de endorfinas que nos ayudará a tener más energía y ganas para el estudio, con las relaciones coitales que ayudan a mejorar la memoria”, añade.
Así que ya sabes: un buen cóctel de cara a hincar los codos serían unos juegos sexuales/masturbación y una relación coital.

“Hay que tener en cuenta que aunque las relaciones sexuales mejoran la memoria, también son un elemento de distracción para el estudio. No solo por el tiempo que dedicamos a tener la relación en sí, sino el tiempo que pasamos rememorando el momento con la pareja, mirando el móvil para planear la siguiente cita, estar pendientes de buscar el lugar dónde encontrarnos, etc. Quizás, en este sentido, durante época de exámenes, podamos hacer uso del recurso de la “agenda sexual”, y es pensar con antelación el tiempo que vamos a dedicar a nuestra vida sexual. Puede que resulte menos improvisado y aventurero, pero nos ayudará a centrarnos en el tiempo que dedicamos al “deber” y el que dedicamos al “placer”, aunque solo sea durante esas semanas”, finaliza Carpallo.

Así que ya sabes: planifica en tu agenda las horas de estudio y las dedicadas al placer. ¡Y a aprobar!

Click aquí para cancelar la respuesta.