¿Cuántas relaciones sexuales hay que tener para quedarse “embarazados”?

Pese a lo que algunos piensan, una mujer se puede quedar embarazada en su primera relación sexual. También  en esa única vez que no se puso un preservativo o  en la que optó por la marcha atrás, sin tener en cuenta los espermatozoides presentes en el líquido preseminal. Sin embargo, como todo en la vida, es más fácil que las cosas pasen cuando no se buscan, que buscándolas. Porque cuando una pareja decide “quedarse embarazada”, no siempre aciertan a la primera, sino que, por norma general, hace falta tener bastantes más relaciones sexuales. Pero,  ¿cuántas?

Más que por número de veces, la estadística habla de los meses que suele tardar una pareja de media en conseguir un embarazo. Así, según Manuel Fernández, director de IVI Sevilla, “desde la Organización Mundial de la Salud se establece que en una pareja sana, joven (ella menor de 35 años), lo habitual es que consiga embarazo en un plazo máximo de un año de búsqueda”. Si bien el tiempo depende de la edad de los padres, por lo que  “se debe consultar a un especialista a los 6 meses de búsqueda sin conseguir embarazo, en caso de que la mujer tenga más de 35 años, o haya algún problema conocido que pueda dificultar la fertilidad de la pareja (endometriosis, ovarios poliquísticos, problemas en el semen, etc.”

Waiting for a baby.

Pero si tenemos en cuenta la media de un año, ¿se supone que hay que tener 365 relaciones antes de lograr un embarazo? ¿O es mejor no hacerlo todos los días para no disminuir la calidad del semen? Es una de las dudas más habituales de las parejas, a lo que Fernández responde que “se suele recomendar entre 2-5 días de abstinencia para evaluar el semen en el laboratorio o para realizar una técnica de reproducción asistida, pero si se tienen relaciones frecuentes espontáneas, no hay que guardar abstinencia los días menos fértiles  para aumentar las posibilidades”.

Lo de calcular día y hora puede ser contraproducente

Explicándolo con más detalle, el experto aclara que “si la mujer ovula hoy, puede ser fecundada perfectamente por espermatozoides de una relación de 2 o 3 días previos”, por lo que la verdadera receta es “es tener relaciones frecuentes y no programadas, que resulten satisfactorias para la pareja”.

Ese es otro de los falsos mitos, pensar que para quedarnos embarazados es mejor pasarse el día echando cuentas, cuando a lo mejor así conseguimos el efecto contrario, precisamente porque aumenta nuestro nivel de estrés y eso dificulta el embarazo. “Los famosos test de ovulación y las relaciones programadas, lejos de aumentar, pueden llegar a perjudicar la fertilidad. No hay nada peor para una pareja que tener un cronómetro para intentar calcular el día y la hora exacta de mayor fecundidad”. Como ya explicaba el experto, el semen mantiene su capacidad fecundante durante varios  días,  “por lo que una pareja que tenga 2-4 relaciones por semana cubre de sobra el periodo”.

Así, se podría decir que si un año tiene aproximadamente 52 semanas, la media de relaciones sexuales que se suele tener para conseguir un embarazo  podría estar entre 104 y 208. Es por ello que es mejor disfrutarlo como una carrera de fondo y no como una contrarreloj, sobre todo si tenemos en cuenta que quizás no solo haya que contar el número de relaciones, sino cuáles de ellas han sido placenteras, ya que uno de los factores que ayuda a quedarse embarazada es el propio orgasmo, gracias a las contracciones vaginales.

Click aquí para cancelar la respuesta.