Cosas que tienes que saber cuando te depilas los genitales (y eres un tío)

Hoy queremos dirigirnos a esos tíos que no están acostumbrados a depilarse. Sabemos que los metrosexuales están curados de espanto y que han llevado su cuchilla (o la cera) a lugares que, como diría un replicante, vosotros no creeríais… No, nos referimos a ese hombre que quizá por probar o por algún tipo de fantasía sexual decide depilarse los genitales por primera vez. Para evitar que sea la primera y la última, queremos darle algunos consejos.

Mejor con cuchilla. Vamos a ver. Si queremos únicamente recortarnos el pubis, la maquinilla eléctrica es una buena opción. Si queremos bajar a los testículos, el perineo o el año, mejor ir con cuchilla, ya que son zonas donde la piel es más delicada. De la cera ya ni hablamos, claro: los gritos se pueden escuchar en Uzbekistán.

Mejor que sea nueva. Para evitar posibles infecciones, vamos a intentar que sea una cuchilla sin estrenar. De esta manera, estaremos garantizando que no haya trasvase de bacterias desde nuestra barba (o cualquier otra parte) al pubis o a los testículos.

Date una ducha caliente. Ni se te ocurra afeitarte en seco. Métete bajo la ducha, remójate bien y deja que el vapor haga su efecto. Como cuando te afeitas la cara, cuanto más abiertos estén los poros, mejor que mejor. No escatimes en gel, que cuanto más limpia esté la zona, estupendo.

:)

¿Hay pelos largos? Recórtalos con unas tijeras. Evita esos tirones terroríficos que una cuchilla puede dar al encontrarse con esos pelujos largos. Un ratito recortando y todo será más llevadero. Un consejo: no apures hasta la piel.

Usa gel o espuma de afeitar. Como si te estuvieras aplicando en tu barba de ‘hipster’. Tal cual. Busca las que no tengan alcohol para evitar cualquier situación incómoda.

Con la mano izquierda estiras, con la mano derecha afeitas. O al revés, si eres zurdo. La piel de los testículos está llena de arrugas y pieles así que estira antes de pasar la cuchilla igual que pones el cuello como una jirafa cuando te estás afeitando la zona de la nuez.

En caso de corte superficial, utiliza un trocito de papel higiénico. Y haz presión para que la sangre deje de salir. Si el corte es más profundo, no te asustes, pero actúa rápido. La zona de los testículos es muy permeable a las bacterias, así que limpia con rapidez.

Que sepas que te enfrentas a… Además de los cortes, el proceso puede provocar irritación, abcesos, infecciones, enquistamientos de folículos pilosos… Tenlo en cuenta antes de ponerte con la cuchilla como si no hubiera un mañana.

¡Mamá, pica! Sí, la sensación de tocarte tu escroto y notarlo suave y pulido es una pasada, peeeero ten en cuenta que esos pelos volverán a surgir y que, cuando lo hagan, el proceso irá acompañado de una molesta comezón.

Disfruta lo recortado. Aunque te hayamos puesto un poco mal lo de afeitarse, recuerda que, si lo has pasado bien, es posible que todo esto haya merecido la pena… Pelillos a la mar.

 

 

 

Click aquí para cancelar la respuesta.