Cosas que no debes hacer en tu primera cita gay

La primera cita con alguien que te ha gustado, ya sea de cara a una relación sentimental o simplemente con vistas a un encuentro sexual, puede traer consigo una serie de dudas sobre cómo actuar para que todo salga como esperas. “¿Qué me pongo?”, “¿qué le digo?”, “¿qué hago?”… son solo algunos de los dilemas que a veces surgen antes de tener una primera cita gay.

Lo cierto es que cada persona es diferente y no hay un libro de instrucciones sobre qué hacer en ese primer encuentro amoroso o sexual. Sin embargo, lo que sí que puede ayudarte es saber qué cosas no debes hacer para que tu debut en una cita gay sea todo un éxito. ¡Toma nota!

No finjas ni seas artificial

Sé natural. El chico con el que has quedado te quiere conocer tal y como eres. Si finges y tratas de dar una imagen distinta, tarde o temprano se acabará notando. No te inventes relaciones que no has tenido ni trates de venderle que has disfrutado de una alocada vida sexual con un montón de chicos si no ha sido así. Lo mejor es que actúes con naturalidad y te dejes llevar. Te sentirás mucho más cómodo y seguro que al otro chico le resultas igual de interesante.

No quedes en un lugar ruidoso

Si quedáis en un bar, pub, discoteca o cualquier otro emplazamiento en el que haya mucho ruido, la cita resultará incómoda porque no os escucharéis bien, tendréis que estar continuamente elevando la voz, preguntando qué ha dicho el otro y al final no os enteraréis de nada. El lugar al que vayáis va a definir la cita, así que, trata de elegir el sitio en el que creas que vais a estar más cómodos. Lo de que este sea más o menos íntimo dependerá de las expectativas que ambos tengáis puestas en el encuentro. Si creéis que a los dos os apetece que la cosa vaya a más, podéis quedar en una de vuestras casas para que, si se da la situación, pueda haber sexo entre vosotros.

Smiling man holding wooden board with hamburgers while his friend sniffing burgers

No hace falta que definas tu rol sexual nada más encontrarte con él

Si no lo habéis hablado antes, no hace falta que te presentes a la cita diciendo si eres activo o pasivo desde el minuto uno. La conversación fluirá y os llevará por diferentes derroteros, así que seguro que surge el tema y podéis conocer qué rol sexual prefiere cada uno. Si resulta que ambos coincidís y los dos sois activos o pasivos, no salgas huyendo despavorido, ya que se pueden hacer muchas más cosas aparte de la penetración. Aunque no lleguéis a tener una relación sentimental, seguro que pasáis juntos un buen rato.

No comas demasiado antes de la cita y no descuides la higiene íntima

En el caso de que seas activo, tendrás menos problema a la hora de comer lo que quieras. Sin embargo, si desempeñas el rol de pasivo dentro de la relación sexual, lo mejor es que no ingieras gran cantidad de comida y que esta no sea de difícil digestión, ya que lo contrario puede dificultar el sexo anal. Además, hay duchas anales con las que te asegurarás de que la zona queda limpia en profundidad.

También es recomendable que mantengas la zona anal bien limpia aunque desempeñes el rol sexual de activo, ya que, aunque no seas penetrado, hay otros juegos sexuales que se pueden realizar como el anilingus o la estimulación anal con los dedos. La higiene del pene también es importante de cara a una primera cita y para todos los encuentros íntimos posteriores.

No olvides llevar contigo lo más importante

Independientemente del rol sexual que tengas, no olvides lo más importante: llevar siempre preservativos. Además, es conveniente que lleves contigo lubricante, ya que este facilitará la penetración y evitará que el condón se rompa por la fricción. ¡No puedes ir a una primera cita sin lo necesario para tener relaciones sexuales! Incluso cuando pienses que se trata de una cita romántica y que no va a pasar nada, con la pasión nunca se sabe en qué puede acabar la cosa y tal vez acabéis teniendo sexo. Así que ya sabes, más vale prevenir…

No te pases de romántico

Recuerda que es tu primera cita y habéis quedado para conoceros o simplemente para tener sexo, así que no es necesario que te pases con el romanticismo. Dicho de otra forma… no te pongas demasiado empalagoso. Hablad como si fuéseis dos amigos y deja que la cosa la fluya, pero no le espantes tratándole como si fuese el amor de tu vida desde el primer momento.

No hables todo el rato tú

Se trata de que también conozcas al chico con el que has quedado. Para ello, tiene que haber una conversación o, de lo contrario, será un monólogo. No solo te irás sin haberle conocido, sino que además le estarás aburriendo y parecerá que no le estás prestando atención.

No estés pendiente del teléfono móvil

Guárdalo en tu bolsillo y no lo saques a no ser que se trate de un tema urgente. Se supone que has quedado para conocerle, así que tus grupos de Whatsapp pueden esperar para descubrir más tarde qué te ha parecido el chico de tu primera cita. Cuando vayáis a tener sexo, pon el teléfono móvil en silencio para que ninguna llamada inoportuna ni ningún mensaje estropee lo que estéis haciendo. De lo contrario, la interrupción podrá cortaros el rollo y le darás la sensación al otro chico de que lo que estáis haciendo no te interesa lo suficiente.

Estas son solo algunas orientaciones para que vayas más seguro a tu primera cita gay. Sin embargo, recuerda que eres tú el que mejor puede saber qué tiene que hacer. Lo más importante es que vayas relajado, seguro de ti mismo y con ganas de pasar un buen rato. ¿Sexo o algo más? Quién sabe… Deja que todo fluya, haz solo lo que te apetezca y solo así, sea cual sea el resultado, la cita habrá sido un éxito.

Click aquí para cancelar la respuesta.